sábado, 26 de septiembre de 2015

Las enseñanzas de un diamante



Los pueblos y culturas de los lugares mas dispares del mundo han utilizado las piedras y los cristales como fuente de sabiduría, perfección moral y espiritualidad.

Cuenta una leyenda sufí que un santón estaba meditando con la mirada fija en un diamante que llevaba en su mano, cuando se acercó a él un joven comerciante que, señalando la valiosa gema, le preguntó si la codicia era un tema de meditación adecuado. El maestro, sin mostrar disgusto, dijo: solo estoy aprendiendo de él a través de sus vibraciones. Con actitud sarcástica, el joven volvió a peguntar: ¿Que se puede aprender de una piedra preciosa si no es la manera de conseguir otra?. El santón, sin perder la calma, replico: ¿Puede una mosca comprender la magnitud de la existencia humana si sabe que al día siguiente morirá?


No hay comentarios:

Publicar un comentario