lunes, 1 de junio de 2015

La Sodalita



Es posible que en la antigüedad se la confundiera con la azurita o el lapislázuli de calidad menor, prácticamente no existen datos sobre la sodalita en la historia. Probablemente su relación con el hombre sea relativamente reciente y solo se ha manifestado en las últimas épocas, respondiendo a  una necesidad del ser humano.

Su nombre deriva de uno de sus componentes, el sodio. Es un tectosilicato de la familia de los feldespatos, que justo con la lazurita es uno de los componentes básicos del lapislázuli. Se sabe que fue utilizada desde antiguo como piedra ornamental, puesto que en sudamérica se han hallado indicios de su uso en tiempos prehistóricos.

La sodalita es un silicato de aluminio, cloro y sodio, que no suele presentarse en cristales individuales, sino formando conglomerados de un color azul uniforme con un ligero tinte violáceo (indigo), aunque con frecuencia presenta jaspeados de color blanco o verde.

LAS VIRTUDES DE LA SODALITA

“La sodalita es la piedra de la apertura de la conciencia” dice un antiguo texto esotérico. Desde hace años, la sodalita ha sido considerada la piedra de la meditación y la sabiduría, que fomenta la primera y estimula la segunda, y abre el yo a verdades superiores, aclarando la mente y equilibrando el cerebro eliminando los sentimientos egoístas y fomentando la comunicación con otras personas. En un sentido curativo es ideal para aliviar la tensión, los nervios la irritabilidad o el miedo, así como para controlar todos los trastornos a nivel emocional.

Una antigua receta aconseja sostener una sodalita fuertemente apretada en la mano para relajar el cuerpo, dejar la mente en blanco y eliminar todas las tensiones internas. Otra receta, algo más prosaica, indica que es un remedio infalible contra el insomnio si se coloca por la noche bajo la almohada.

La sodalita es una piedra fundamentalmente del tercer ojo, aunque puede utilizarse también en el chakra laríngeo, sobre el cual activa las facultades expresivas, sobre todo ene l orden oral y corporal. Como toda piedra azul, es una buena comunicadora y resulta muy efectiva para los oradores, actores, estudiantes que rinden exámenes, etc. En este sentido, su alta densidad (la mayor entre las piedras de color azul), aporta aplomo y firmeza para enfrentar las circunstancias.

Aplicada sobre el tercer ojo (Ajna) aporta serenidad y calma, deteniendo los conflictos entre la mente y el subconsciente y ordenando acciones dispersas de ésta para lograr una mayor perspectiva y claridad mental. Ayuda a armonizar el cuerpo mental con el emocional, permitiendo un desplazamiento de lo netamente emotivo, para que pueda ser controlado por lo racional. Por lo tanto, es una piedra ideal para las personas excesivamente sensibles impulsivas, eliminando las posibles divisiones entre lo emocional y lo racional.

Utilizada en meditación, ayuda a liberarse de viejos esquemas y dogmas espirituales, para que el pensamiento consciente pueda canalizar y dirigir las emociones hacia la verdad y el pensamiento superior. Las estrías blancas simbolizan la luz que llega para organizar los pensamientos errantes.
En gemoterapia se utiliza para expandir la mente y facilitar un pensamiento claro; es una buena piedra con la que trabajar si estas intentando establecer una rutina de meditación. Ayuda a conectar el yo físico con el yo espiritual facilitando el tránsito entre distintos niveles de conciencia. Su color azul intenso aporta paz y tranquilidad y suaviza las emociones negativas. También potencia la intuición, ese sexto sentido que aumenta la creatividad y la expontaniedad.

Colocado sobre la garganta ayuda al sistema inmunitario despejando los problemas de la garganta y senos, suavizando la voz, especialmente si las cuerdas vocales están cansadas.



Dimensión orgánica: Es aplicable en casos de:
-Alteraciones de la Insulina.
-Alteraciones del cuero cabelludo.
-Alteraciones en la regulación de la temperatura del cuerpo (fiebre).
-Arrugas.
-Canas.
-Caspa.
-Catarros.
-Cicatrices.
-Enfermedades relacionadas con los huesos.
-Hipertensión.
-Problemas en la piel.
-Problemas en la asimilación de alimentos.
-Sudoración excesiva.
-Trastornos del sistema respiratorio.
-Trastornos digestivos.

DIMENSIÓN PSICOLÓGICA: Es indicada cuando existe:
-Carencia de Objetividad.
-Comprensión de los problemas ajenos.
-Confusión mental.
-Crisis de ansiedad.
-Desodorización mental.
-Egocentrismo.
-Fantasía exagerada.
-Hipersensibilidad.
-Mente dispersa.
-Miedo.
-Nerviosismo.
-Problemas en la comunicación y expresión verbal.
-Problema en la expresión de las ideas.
-Sentimientos egoístas.
-Separaciones y divorcios.
-Stress.
-Trastornos emocionales.
-Vanidad.
-Viejos patrones de comportamiento con los que es necesario romper.

DIMENSIÓN ESPIRITUAL:  Es recomendada para:
-Brindar sabiduría.
-Despertar los mecanismos de “autocuración”.
-Liberar los alimentos de las toxinas y radiaciones que contengan.

-Meditar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario