miércoles, 3 de junio de 2015

CONTACTO CON OTRA PERSONA A TRAVES DEL GRUPO DE ÁNGELES



En muchas ocasiones se me ha preguntado o se ha comentado que manera sería la mejor para solucionar conflictos o pedir y ayudar a otras personas.
Siempre he contestado que lo mejor es ponernos en contacto con nuestro ángel de la guarda para que sea él el que se ponga en contacto con el ángel de la otra persona, y hacerle nuestras peticiones.

Bien, hoy os voy a enseñar un ritual de magia angélica para conseguir precisamente eso, ponernos en contacto con otras personas para ayudarlas por medio de nuestros ángeles.

Cuando tengáis problemas con otras personas y no los hayáis podido solucionar verbalmente, o cuando queráis trasmitirle fuerza a otra persona para ayudarla pues está atravesando una situación difícil y no podéis llegar a ella, lo podréis hacer a través de vuestro ángel personal o a través del ángel personal de la persona afectada.

Tomaros tiempo y tranquilidad. Buscar un lugar en el que al menos podáis estar sin que os interrumpan o molesten durante media hora. Encender dos velas, una para vosotras y otra para la persona con la que pretendéis establecer contacto. Intentar buscar un vínculo con ella: podéis colocar frente a vosotros una foto de ella, simplemente escribir su nombre en un papel o tomar un objeto o un símbolo que os una en cierta manera a esa persona. Cuando tengáis la sensación de que se ha establecido la comunicación, es decir que os sintáis cercanos a ella, comienza el ritual.

Colocar un ocho tumbado en el suelo. En uno e los círculos os encontráis vosotros. En el otro círculo la persona con la que deseáis establecer contacto. Envía una luz azul alrededor de los dos círculos. Desde el punto de vista simbólico, esto tuene como objetivo respetar las fronteras. Llamad al grupo de ángeles de de la persona: “Ángel de…..(nombre de la persona). ¡Por favor ven aquí! “. Llama tres veces. Espera hasta que tengáis la sensación de que se ha establecido la comunicación. Lo notaréis cuando la atmosfera del espacio en el que os encontráis haya cambiado o cuando sientas otra fuerza. Expresad lo que quiera expresar vuestro corazón o formulad la petición. Pedid para que se encuentre una solución, para que lleguéis a un acuerdo o para que os sea enviada ayuda para el bien de todos y en el sentido de la luz divina. Esperad entonces un momento, en el que permaneceréis en absoluto silencio. Quizás recibáis una “sugerencia” que os pueda servir de gran ayuda cuando os dirijáis a esa persona. Considerarla, por muy absurda que os parezca. Expresad vuestro agradecimiento y percibid que todo ha ocurrido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario