viernes, 12 de junio de 2015

12 Pasos para vivir en plenitud



1º MEDITACIÓN DIARIA.

Ayer era recomendable, hoy es imprescindible. La meditación diaria es el combustible de nuestro cuerpo y nuestra alma para recorrer este tiempo. Hazlo de manera simple: tres fases, respiración consciente, relajación corporal, llegada de luz. Cuanto más simple, mas fácil será incorporarla como habito.

2º INTENCIÓN CLARA.

No podemos continuar viviendo cada día como quien se sube a un avión y le dice al piloto: llévame adonde quieras. Necesitamos un mapa. Cada mañana, escribe en tu cuaderno cuatro cosas: la intención del día, la intención del mes, la intención para el año y la intención de toda la vida. Puede que vaya cambiando diariamente, pero va a sostener tus acciones.

3º REGISTRO DE SUEÑOS.

Nuestros sueños nos están guiando en la dirección de nuestra evolución, Siempre lo han hecho, pero ahora se ha vuelto mucho más necesario que prestemos atención a lo que dicen. Practicar la memoria del sueño, registrar aunque no los entendáis y compartirlos con otros.

4ª DESAPEGO RADICAL.

Antiguas relaciones y personajes del pasado se están presentando en nuestro campo. El propósito es que terminemos de cerrar todos los cabos sueltos, desapegándonos de aquello que refleja nuestra antigua forma de ser. Despídete de manera genuina, con cartas de despedida que incluyan: agradecimiento, perdón y asumir la responsabilidad del corte. Descubrirás que a cambio recibes una energía extraordinaria.

5º REDES SOCIALES.

Reúnete con tus pares, con aquellos que comparten tu filosofía de vida. El cambio nos encontrará reunidos. Participa en eventos, exposiciones, meditaciones globales, foros… mantente conectado. Asiste a cursos, seminarios. Genera tus propios círculos sagrados.

6º RITUALES DE LA TIERRA.

La Madre Tierra está evolucionando junto a nosotros. De hecho, ella es la iniciadora de este movimiento y la razón fundamental de que estemos girando hacia un destino superior. Es la nave que nos lleva a través del cosmos. Hagamos rituales de la manera mas simple y universal: dejando ofrendas de alimento y amor, a ella y a sus criaturas.

7º TIEMPO DE LA NATURALEZA.

Salir al sol, aunque sea en la terraza, aunque esté lloviendo…toma contacto con la energía natural en todas las oportunidades que tengáis. Caminar en lugar de coger el coche, observar las señales del viento, las plumas, las nubes. Cárgate de vitalidad y pureza.
8º ARTE.

Exprésate creativamente, aun cuando sientas que no tienes capacidad artística. El arte es una cualidad inherente a la especie, solo que nos han condicionado para aceptar solamente ciertas formas creativas. Pinta, modela, dibuja, canta, danza, actúa, teje, borda, construye, etc. Hazlo solo o con otras personas pero permite que el alma hable en su propio código, que es el del arte.
9º AFERRATE A TUS SUEÑOS.

Cada alma tiene un sueño, y ese es su norte. Encuentra lo que te hace feliz y sigue su huella. Abandona definitivamente todos los prejuicios y creencias limitantes que te dicen lo que “es posible” y lo que no. Cuando lleguemos al momento que nos espera como especie, no nos servirá de nada haber hecho las cosas según “se esperaba de nosotros”. Encuentra tu misión Ya mismo.

10º LIMPIEZA KARMICA.

Nuestros campos de energía están llenos de residuos que ya no son funcionales a nuestro crecimiento. En otras épocas, tal vez nos hubiera tomado años comprender y transmutar esos restos de experiencias kármicas. Hoy, la aceleración y los cambios de ADN hacen estallar las cristalizaciones antiguas. Limpia lo que queda de ellas con trabajo de chakras, sanación con sonidos, trabajos energéticos como el reiki, la gemoterapia o lo que tengas a tu alcance.

11º DESCANSO.

Todo este devenir produce en nosotros un desacostumbrado cansancio. La materia es más lenta a la hora de ajustar su dinámica a la de la conciencia. Protégete descansando lo suficiente y más, Si puedes, toma una siesta cada tanto, no importa el momento del día. Si no puedes, reemplaza alguna salida “de compromiso” por tiempo para ti, relajación y silencio reparador.

12º ASISTENCIA SUPERIOR.


Estamos siendo acompañados por entidades espirituales de distintos colores y frecuencias (Ángeles, guías y Maestros), pero con el mismo proyecto: ser testigos del maravilloso momento en que una especie transita de una dimensión a otra y hasta cierto punto pueden ayudarnos con conexiones amorosas, estímulo e inspiración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario