jueves, 9 de abril de 2015

Cuatro principios para atraer a los Ángeles a nuestra vida





CADA DIA DEBEMOS CREAR UN PUENTE ENTRE LA DIMENSIÓN DE LOS ÁNGELES Y LA NUESTRA, ESO SE LOGRA ABRIENDO NUESTRA MENTE Y NUESTRO CORAZÓN.

En vuestras cartas me decís que puede que no estéis preparado-as para contactar con vuestros ángeles, puesto que lo que les pedís no se os realiza os he ido respondiendo que todo el mundo está preparado para ello, claro que hay algunos requisitos imprescindibles. Por ejemplo, tenemos que tener bien claro que estos seres de luz no son nuestros compañeros de juegos, para divertirnos y pasarlo bien. Nunca debemos olvidar que representan una enorme Potencia y sólo están dispuestos a servir a aquellos que a su vez han decidido pensar en el prójimo, agradar a la Divinidad y contribuir con cada pequeño acto de su vida a que el mundo sea un lugar mejor.

Pero además de las buenas intenciones que deben animarnos, hay cuatro principios fundamentales que deben cumplirse siempre que se quiera atraer a los ángeles a nuestra vida.

Se trata de saber pedir, creer en la existencia de estos seres de luz, tener paciencia y fe necesarias como para dejarlos actuar libremente y por último, saber agradecer su intervención.

Seguidamente os explico como llevar a cabo estos principios.

1-PIDE

El acto de pedir involucra muchas cosas, primero, te ayuda a concentrarte en lo que realmente deseas.
La claridad es la clave para formular la petición, tanto sea en oración, plegaria, carta, o ritual.
Invocar a los ángeles con el fin de que nos ayuden a obtener lo que deseamos es un modo de de expresar nuestra decisión de recibir.
El ruego nos conecta con la Divinidad (Universo, etc) y nos ayuda a ver todo lo bueno para nosotros que viene de El- Ella y de que El-Ella es verdaderamente el destinatario de nuestras peticiones.

No pidas menos de lo que deseas y se lo más específico posible. Los ángeles están facultados para ayudarte en cualquier área de tu vida. Incluso hasta en el plano material. Trata de recordar cómo eras de niño-a. Los niños no tienen reparos en pedir. Son muy persistentes y cuando quieren algo, exigen sin inhibiciones.
Haz lo mismo. Anímate a pedir exactamente lo que deseas.

Piensa en algo que deseas, por ejemplo, un coche. Imagina que llenas un formulario en donde describes el modelo que deseas, el color, etc. También debe figurar el precio. Es decir, que la petición debe ser lo mas exacta posible.
Como en esto en todo lo demás, problemas de salud, amor, trabajo, justicia, trabajar con nuestro interior y exterior, etc. Todo se le puede pedir a los ángeles.
Ten presente que pedir abre puertas, es una invitación para que los ángeles en tu vida. Si no pides, los ángeles no se animan a intervenir y solo actuaran para ti en situaciones de peligro.

2. CREE

El próximo paso a tener en cuenta es creer y confiar que tu petición es justa y es lo que verdaderamente necesitas. La confianza y la fe son los elementos subyacentes que permiten que las cosas sucedan del modo correcto.

Permite que los ángeles trabajen para tu bien y confía en que ellos te concederán lo que buscas. Manifiesta tu confianza día a día, a través de la oración, o simplemente diciendoselo. Si lo deseas, puedes escribir pequeños papeles coloreados con tus propias expresiones de confianza. Los seres de luz necesitan que tú les manifiestes tu fe en ellos de manera sincera y rotunda. No creas que a los ángeles no les interesan los temas cotidianos o que están demasiado ocupados en asuntos celestiales como para escucharte. Todo lo contrario. Ellos son tus consejeros, tus guías y amigos. Están esperando a los llames.

3- PERMITE QUE LAS COSAS SUCEDAN

Este paso es el más difícil, requiere mucha paciencia. Lo que exige de ti es un compromiso con los ángeles. Debes dejarlos realizar su trabajo sin interferir ni impacientarte. Si les permites actuar, les estas dando pruebas de que confías plenamente en ellos y no dudes de que ellos responderán a esa confianza a través de sus dones.

No necesitas repetir tu petición, no debes preocuparte, pensar demasiado o suplicar. Simplemente, permite que las cosas sucedan. Lo único que debes hacer en este paso es esperar los resultados positivos.

4- AGRADECE

Una veza que has cumplido los tres pasos anteriores, llega el momento de agradecerle la Divinidad que su voluntad se haya manifestado. Este paso es fundamental. La expresión de gratitud refuerza la petición y potencia el tercer paso, permitiendo que lo que esperas, ocurra.
Agradece en voz alta con alegría, fuerza y fe.

ASÍ FUNCIONAN ESTOS PRINCIPIOS

Este método es una autentica herramienta para estimular la fuerza personal. Los cuatro principios fundamentales son técnicas positivas, que encierran una enseñanza espiritual y nos ayuda a cambiar nuestro punto de vista con respecto a muchas actitudes equivocadas.
Nos enseñan que está bien pedir y que está bien recibir. 
Nos ayudan a creer y confiar en la bondad que nos rodea.
De ese modo, también contribuimos a generarla.
Los cuatro principios fundamentales constituyen una herramienta de mejoramiento personal, ya que trabajan directamente sobre nuestra autoestima y nuestra autovaloración.
Cuando comiences a introducir estas reglas en tu vida, notarás cambios inmediatos. Los ángeles harán sentir su influencia de modos inesperados. Tú tendrás más energía y mayor carisma.
El miedo y la soledad irán desapareciendo. Antes de que te des cuenta, estarás hablando con ellos como con viejos amigos. Tendrás cada vez más amigos, porque las buenas vibraciones se trasmitirán, serás un imán para personas sensibles y valiosas. La gente que te conoce verá un aspecto más saludable, feliz y armonioso en ti y contagiaras paz a quienes te rodean.

Espero que con estas pautas empecéis a acercaros verdaderamente a los ángeles, pero un apunte os quiero recalcar, no solamente podéis realizar in acercamiento cuando necesitéis algo de ellos, hacedlo también cuando queráis compartir las cosas buenas que os suceden ellos desean participar en cada aspecto de vuestras vidas, daros consuelo cuando lo necesitáis, ayuda y guía, pero también compartir vuestras alegrías y vuestros logros, tal y como lo hicierais con vuestro mejor amigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario