sábado, 28 de febrero de 2015

¿Por que nos está costando dormir?



Hoy a llegado a mi este articulo del blog "Compartiendo luz con sol, fechado el 26 de Agosto de 2013 en donde he encontrado explicación a muchas cosas que me están ocurriendo y que pienso que a muchas otras personas también, por eso he decidido compartirlo aquí.
El articulo se titula ¿Por que nos esta costando dormir?.
"Desde hace unas dos semanas a todos los que trabajamos con la luz y a las personas que están centradas en tu evolución, nos está costando dormir, y si dormimos no logramos descansar como es debido. ¿Por qué ocurre esto?
Una de las quejas más comunes que escuchamos es despertarse entre las 2 y las 4 de la madrugada. Durante este período corto de la noche, el cosmos se abre y muchos son despertados para que puedan orar, pedir, e incluso, conectar con las energías Divinas o con su Guía de Luz.
Contrapuesto a esto, hay otros que experimentan períodos de sueño profundo, esto sucede porque estás descansando de todo, aclimatándote e integrándote y es muy normal que tu cuerpo espiritual necesite “visitar” con mucha más frecuencia los Planos Espirituales Superiores para aclimatarse al cambio. Hay otro grupo que alterna entre estas dos situaciones.
Como se ha dicho en anteriores artículos sobre los síntomas del despertar de la conciencia, también experimentamos la impresión que el tiempo pasa más rápido es porque el Sol está más activo que nunca. Ha disminuido el escudo protector del campo magnético, variando su constante y haciendo que tus constantes se aceleren y alteren tu percepción y pensamiento.
Otros síntomas
Sentir una intensa energía inexplicable, esto es porque estás ajustando tu materia y todos tus campos energéticos a una vibración más alta. Puedes tener un sentimiento de desorientación, no saber dónde estás o sentirte fuera de lugar. Estás abandonando poco a poco el convivir en la tercera dimensión física y terrenal para adentrarte a la Cuarta Dimensión, dimensión del Amor, la percepción y la Intuición.
Los achaques y dolores inusuales en diferentes partes del cuerpo se deben a que estás purificándote y liberando la energía bloqueada de la tercera dimensión, mientras te diriges a una dimensión de existencia más alta.
La pérdida de la memoria a corto plazo es otro de los síntomas que estamos sintiendo y es debido a que estamos en más de una dimensión a la vez y regresar y avanzar es parte de la transición (estás experimentando una “desconexión”). También, tu pasado es parte de lo viejo y lo viejo se ha ido para siempre, ya que el pasado no existe. ¡Estar en el Ahora es el sistema del Nuevo Mundo y el único espacio tiempo real!.
Durante el proceso de cambio vibracional los canales espirituales se alinean, incluso se abren, y dependiendo de las facultades de cada Ser, es posible que seas mucho más sensible y receptivo a otras realidades paralelas; por eso es que seguramente “oyes” y “ves” cosas que no puedes exlicarte.
Sientes una pérdida de identidad porque tratas de acceder a tu esencia verdadera y eso hace que te sientas en tu interior diferente ya que tienes acceso al recuerdo de tu identidad divina teniendo, por tanto, una consciencia mucho más abierta.
Se produce un aumento de la sensibilidad ante el entorno por lo que nos cuesta más tolerar ruidos, multitudes, ciertas comidas, televisión, otras voces humanas y diversos estímulos haciéndolos poco tolerables e irritándote. También te abrumas fácilmente y te sientes fácilmente sobre-estimulado. Estás sintonizándote, y todo exceso de energías y de masas serán evitadas de forma natural. Esto es temporal.
Sientes como si no estuvieras haciendo nada aunque hagas muchas actividades incluso simultáneas, estás en un periodo de descanso, “reconectándote”, haciendo un descanso a nivel interior y puede pasar una etapa sin ganas de hacer cursos, leer, salir, etc. ya que tu verdadera necesidad es interior. Mientras esto ocurre, disfruta de ti mismo, de las pequeñas cosas de la vida, no te agobies.
Una intolerancia a las energías y cosas de baja vibración (de la 3ª Dimensión) reflejada en conversaciones, actitudes, estructuras sociales, modalidades sanadoras, etc.: ellas te hacen sentir “enfermo” interiormente ya que los chismorreos, comentarios aberrantes o las críticas forman parte de una vibración que no va contigo, estás en una vibración más alta y tus energías no aceptan esos ambientes.
Una repentina desaparición de amigos, relaciones, actividades, hábitos, trabajos; esto es porque estás evolucionando más allá de lo que solías ser, y debido a la Ley de la Afinidad , aquello que parecía antes coherente contigo, ahora deja de serlo, ya que el Alma necesita otras energías y ambientes para seguir su expansión. El cambio será mejor y más positivo.
Días de fatiga extrema: tu cuerpo está perdiendo densidad y atravesando una intensa reestructuración, por lo tanto, a veces el dormir y comer se convierten en tareas importantes para elevar la vibración.
Una necesidad de comer más a menudo, porque sientes síntomas de disminución de azúcar: estás requiriendo una enorme cantidad de combustible en este proceso de ascensión. El aumento de peso, con la incapacidad de perderlo, no importa lo que hagas, es una de las experiencias típicas. Confía que tu cuerpo sabe lo que está haciendo ya que, aunque a menudo nos olvidemos, la naturaleza sí sabe.
También puedes experimentar un sube y baja emocional reír, llorar, enojarte. Las emociones están siendo el canal para liberar, estamos regresando a la Fuente. Aunque ya toda esta etapa pasó muchos estamos quedándonos para ayudar y establecer la era de Acuario en la Humanidad, permanece alineado con tus Maestros y solicita su ayuda y la de tus ángeles guardianes quienes están siempre dispuestos a asistirte cuando lo necesites."

jueves, 26 de febrero de 2015

Los diez Mandamientos de la tranquilidad



1º No pierdas el tiempo atormentándote por lo que pudo ser y no fue.

2º Concéntrate en planear con optimismo tu futuro.

3º Aprende a sacar provecho de tus habilidades.

4º Cuando no sea posible cambiar una situación, afróntala  valerosamente y luego trata de distraerte en otras cosas importantes.

5º No tomes nunca un fracaso como algo definitivo; aprende a utilizar la experiencia adquirida y ensayala de nuevo.

6º Desarrolla el sentido del humor para ver el lado bueno y gracioso de las cosas.

7º Comprende que es mejor reirse de uno mismo que de los demás.

8º Cultiva un espíritu de tolerancia hacia los demás.

9º Hacer el bien a los demás es proporcionarse alegría a ti mismo.

10º Todos los días trázate un plan que incluya trabajo, diversión y reflexión.


miércoles, 25 de febrero de 2015

2º Taller de Gemoterapia nivel 1º

El pasado domingo día 22-02-2015 se realizó el segundo taller de Gemoterapia nivel 1º.
Gracias a todas por asistir y espero hayáis disfrutado.




viernes, 13 de febrero de 2015

Ángeles Celtas





Los Celtas se definen como un grupo de pueblos indoeuropeos, originarios del cetro de Europa que se extendieron hacia Europa Occidental, las Isla Británicas  y hacia el sudeste, a Galacia (Turquia). los mas conocidos fueron los bretones y los galos. Los celtas tenían una cultura y una jerarquía social bien organizada. Su producción literaria es escasa, puesto que sus bardos prefería la transmisión oral. de historias. Tradicionalmente, a los sacerdotes druidas se les revelaban los secretos del universo a través de las visiones. No se les permitía escribir sus secretos, por lo que todos los conocimientos místicos tenían que ser transmitidos de maestro a discípulo, y hacía falta un largo aprendizaje para hacerse sacerdote druida.

Los celtas creían en la reencarnación y en la continuidad del alma. Interpretaban el mundo practicando el árbol de la vida celta. Para los antiguos celtas, el anamchara (ángel o amigo del alma) era parte de su vida cotidiana. Los ángeles celtas son seres espirituales que se interesan de manera especial en los seres humanos, especialmente por aquellos que son espiritualmente conscientes o que han desarrollado su espiritualidad. Los ángeles celtas juegan el papel de guardianes o compañeros, de manera muy parecida a los animales totémicos de otras tradiciones chamánicas. El movimiento Nueva Era, estudioso de las culturas nativas, ha generado mucho interés por los ángeles celtas.

Los Ángeles celtas habitan a verios niveles. El nivel mas elevado abarca los ángeles que están en contacto directo con la fuerza divina, y son muy similares a los bodhisattvas budistas: seres iluminados que retrasan su entrada en el reino celestial para favorecer el desarrollo espiritual de otros. El segundo nivel esta repleto de ángeles que están ascendiendo hacia Dios y el tercer nivel contiene a los ángeles que están mas cerca de nosotros y de nuestro mundo físico. Los ángeles mas fáciles de contactar son los más cercanos a nosotros y la meditación en lugares naturales, como arboledas, bosques, cascadas de agua o lagos, produce grandes resultados, puesto que dichos lugares están llenos de anamchairde (plural de anamchara). Como otros ángeles, tu anamchara puede aparecerse de cualquier forma que resulta adecuada, incluso ocasionalmente puede asumir la forma humana y , si es apropiado, tendrá alas.


jueves, 5 de febrero de 2015

LOS ÁNGELES Y LOS NIÑOS


Hoy ha salido el tema de los niños con sensibilidad especial en mi pagina de facebook, por lo que me ha dado pie para subir este articulo sobre los niños y los Ángeles.

Habéis observado a un niño jugar solito, habla, ríe y te preguntas ¿con quien está hablado?, a quien le ofrece la tacita de café, o contra quien lucha. 

Los niños, hasta la edad de los doce años mas o menos, dependiendo de cuando llegue la preadolescencia, tiene la facultad de contactar con los planos espirituales, por desgracia a partir de esa edad, se pierde esa capacidad, excepto en raras excepciones, sumergiendonos en una vida mas materialista, mas mundana. Nuestros intereses se alejan del plano espiritual, encerrando todo lo que conocimos en el apartado de la fantasía.

Analizando el tema, yo siempre he pensado (y luego mi tutor de angeología me confirmo) que el amigo invisible con el que juegan nuestros hijos era en realidad su ángel de la guarda. Recordáis, cuando le contabais las cosas que os pasaban a ese amiguito o amiguita que siempre estaba ahí para escucharos y acompañaros. Esta creencia me ha sido confirmada por algunos angeólogos.

Hablar de los ángeles con un niño resulta agradablemente fácil, pues ellos saben muchas cosas que nosotros hemos olvidado, intentarlo, os sorprenderéis.

La oración que os enseñaron cuando erais pequeños no se os ha olvidado por mucho tiempo que haya pasado ¿verdad?, aunque hace mucho tiempo que ya no la recitáis.

Ángel de mi guarda dulce compañía
No me desampares ni de noche ni de día
No me dejes sola, que si no me perdería.
Hasta que descanse en los brazos de Jesús,
José y María.

Entonces si creíamos en nuestro ángel de la guarda, pero llegó un día en que pensamos que era cosa de niños, y nos olvidamos de el. Y fue entonces que para algunos empezó a torcerse todo. Ellos ya no podían ayudarnos, porque ya no se lo pedíamos, y como no poseen el libre albedrío, solo pudieron sufrir a nuestro lado. Algunos tuvimos suerte, pues nos volvimos a encontrar con nuestro amigo, después de mucho tiempo de olvido, y reiniciamos nuestra bella relación.

A los niños debemos hablarles de los ángeles, estimularlos para que atraigan sobre ellos la amistad con sus ángeles. Hemos de explicarles que ellos pueden protegerlos y ayudarlos cuando estén solitos, cuando necesiten ayuda, tengan miedo, o se sientan desamparados.






Para fomentar esa relación os propongo algunos ejercicios que los niños pueden realizar para afianzar esa relación:

1- Este ritual procede de una antigua costumbre china. Explica al niño que las aves del cielo actúan como mensajeros de los ángeles. Cuando surjan problemas que parezcan difíciles de resolver, toma un poco de arroz cocido o unas miguitas de pan y mentalmente coloca tus peticiones en esos pedacitos de alimentos. Deja la comida a los pájaros y ellos transmitirán los mensajes a Dios en tu nombre y en el de tus ángeles.

2- Si dispones de un jardín o una terraza, por reducido que sea, reserva un pequeño 
espacio para el ángel de tu niño (si no hay posibilidad con una simple maceta 
sobrara). Haz que el niño plante y cuide este jardín especial. Elije alguna figurita
o imagen angélica que sea posible “plantar” en ese espacio. Estimula cada día al
pequeño para que se ocupe de ese lugar especial.

3- Promueve cada mañana el empleo de las Tarjetas de Inspiración Angélica que se explicaron en el hilo correspondiente. Si el niño padece un problema específico que requiera ayuda adicional, utiliza los mensajes de las tarjetas siempre que la situación lo requiera.

4- Organiza un juego en el que haya que empezar diciendo: “Sé que mi ángel me quiere porque…..” y promover después respuestas diferentes como ¡Por qué te tengo!, “porque siempre me siento seguro”, etc. 

5- Anima a tu hijo a mostrarse alerta ante la presencia angélica y los dones de los ángeles. Pon atención a la aparición en lugares anómalos de objetos inesperados, como una pluma blanca, una moneda, una flor, etc.

6- Sobre todo en los casos de acoso, o situaciones que en el niño provoque temor, miedo, ansiedad, nerviosismo, etc. Enséñale a recitar la frase “El Ángel de la Protección Divina me precede y prepara mi camino” no hace falta que la memorice palabra por palabra, simplemente que la diga a su manera y se convenza de que su ángel está a su lado y le protege. La mayoría de los niños se muestran muy visuales en sus expresiones, pregunta al niño cuál seria la apariencia del Ángel de la Protección Divina, con el fin de hacerlo real para él.

7- Enseña al niño a que imagine la existencia de un escudo protector frente a cualquier influencia negativa que le pueda acechar y a que imagine a su ángel de pié tras él en todo momento.

8- Y para finalizar, este ejercicio es para que lo realicemos nosotros:
Colócate inmóvil y erguido junto a tu niño e imagina una luz blanca que desciende del cielo y envuelve a ambos de los pies a la cabeza con un angélico resplandor defensivo. Esto creará una barrera de protección para ambos. Realiza este ejercicio siempre que lo creas necesario.


Para terminar, os dejo con un ejercicio de visualización para que realicen los niños con vuestra ayuda y así entren en contacto con su ángel personal. Yo lo he realizado con mis hijas y os digo que las sensaciones que luego relatan no tienen desperdicio. Podéis realizarlo mientras están en la cama, no os preocupéis si mientras se realiza el ejercicio se quedan dormidos, su espíritu permanecerá despierto. Siempre podéis alterar la historia, pues vosotros sois los que mejor conocéis a vuestros hijos, en función de su edad, de sus gustos o de sus aversiones.


                                            


VISUALIZACIÓN

Imagina que eres un árbol. Piensa que tus pies son las raíces de ese árbol y sientes como penetran en el suelo que hay debajo. Que a gusto y seguro te encuentras afirmado en el terreno. Ahora puedes imaginar un resplandor cálido que se alza a tus pies. Concíbelo como un bellísimo resplandor anaranjado que se remonta por tus piernas, llega a las rodillas y sube a las caderas. Ya es posible sentir la manera en que penetra en el resto de tu cuerpo, baja por tus brazos y asciende hasta tu cabeza. ¡Que maravilloso es ser un árbol! Tus brazos son las ramas y tu cabeza es la copa. Eres capaz de percibir la suave caricia del viento entre las ramas y ver a las aves que pasan.

Concibe ahora en tu mente una aventura. Vas de paseo por un jardín encantador. Puedes ver muchísimas flores. Las hay rojas y anaranjadas y también distingues plantas amarillas y verdes. Abundan también las flores azules, moradas y blancas. Todas son muy hermosas. Ves en este instante a alguien que se dirige hacia ti. Te sientes muy feliz pues sabes que es tu ángel. Se acerca más y se sienta contigo, a tu lado. Te encuentras contento y a gusto al notar cómo te rodean sus alas.

Ahora tu ángel te dice cual es su nombre… (pausa). Declara que te quiere y que siempre estará contigo porque su tarea consiste en acompañarte y en ayudarte cuando se los pidas. Tienes que recordar pedir su ayuda y que siempre se hallará allí.

¿Estas preparado para recibir un regalo especial? Es un don de tu ángel para recordarte que está en todo momento contigo y cuanto te ama. Siempre que necesites una ayuda adicional te acordaras de ese regalo y del modo en que lo has encontrado hoy. Recuerda que si lo necesitas bastará con solo llamarle.

Ya es momento de que regreses a tu camita caliente y cómoda y pienses en todo lo que viste en tu aventura. Inspira, pues, con fuerza y al soltar el aire, podrás sentir una vez mas tus pies y tus manos. Vuelve a respirar profundamente y cuando exhales, percibirás de nuevo todo tu cuerpo desde las puntas de los pies a lo alto de la cabeza. Y, repitiendo la respiración profunda, conocerás que ha llegado el momento de abrir los ojos y de regresar a tu habitación.


Comenta con el niño, como se desarrollo la experiencia y que nombre es el que recibió.
No os decepcionéis si el nombre recibido es tan corriente como Esteban, Manuel, Miguel, Raúl, María, etc. Los ángeles desean la amistad de los seres a quienes cuidan. ¿Qué mejor modo de ser aceptados como amigos de todos los días que tener un nombre sencillo? Puede que el regalo que al ángel le dio al niño, puedas comprárselo o puede que el niño pueda hacerlo o dibujarlo y colocarlo en su dormitorio de manera que que la presencia del ángel sea mas patente para el niño. También es importante saber que el regalo simboliza algo que el niño requiere en su vida en este momento. Analizarlo y ver lo que puede significar.

Estos ejercicios, os pueden servir para compartir con vuestros niños una parte de su vida que tal vez olvidamos y no cuidamos. Enseñarles a conocer que a su lado esta su ángel personal puede abrirles un mundo maravilloso lleno de paz y alegría.

Cuidemos de nuestros niños.


martes, 3 de febrero de 2015

LOS ESPIRITUS DE LA NATURALEZA



No solamente los ayudantes celestiales nos acompañan en camino del desarrollo de nuestra vida. También hay otras fuerzas divinas a nuestro lado. Nos transmiten ayuda consejo y protección.

Los miembros de este grupo lo componen:
Las fuerzas pertenecientes al reino animal (animales de fuerza) , de las plantas y de los minerales.
Los espíritus de la naturaleza.
Los maestros y guias.
Y las fuerzas positivas de nuestros antepasados.

Hoy me voy a centrar en los miembros del grupo mas fantásticos, que son los espíritus de la naturaleza.
Los hay muchos y tienen nombres muy diversos. Se les suele llamar devas, genios de la naturaleza, elementales, etc. Pero sus nombres mas conocidos son hadas, duendes, sílfides, ondinas, sirenas, elfos, etc. ¿Curioso no?




Cuando oímos estos nombres nuestra mente viaja hasta los cuentos que nos contaban en nuestra infancia. Seres mágicos provistos de poderes que concedían deseos a los protagonistas del cuento.

Pero estos seres son mas complejos de lo que creemos.

Existen en muchas religiones antiguas, como la celta y en muchas filosofías actuales, como la metafísica, el gnosticismo, y son primordiales en la Wicca.

Ellos son los encargados de controlar todo lo viviente, están al servicio de los ángeles, y a su cuidado están los animales la los que enseñan a manejarse por el instinto .




Ellos ayudan a renacer los bosques que los hombres talamos, dan vida a las zonas devastadas por las sequías y los incendios y recuperan la belleza y el color después de los destrozos que causan los huracanes y las inundaciones.

Vuelvo a recalcar que los devas no son ángeles pero si sus mas inmediatos colaboradores. Así los animales y las plantas pueden acceder a un deva como nosotros podemos comunicarnos con los ángeles.

Existe una leyenda sobre la relación entre los ángeles y los seres de la naturaleza que ya en alguna otra ocasión he contado.

Cuenta la leyenda que hace miles de años unos duendes que compartían amistad con los Ángeles, tuvieron que huir del bosque donde vivían, por ello los Ángeles como símbolo de protección les regalaron unos cachivaches que solo ellos podían llevar colgados.
Los Ángeles explicaron a los duendes que siempre que se viesen desprotegidos o en peligro debían de agitar la bola y ellos acudirían para protegerles.
Los duendes que en mas de una ocasión tuvieron que utilizarlo decidieron de llamarlos "Llamadores de Ángeles".





Podemos decir que estos seres que viven en otro plano espiritual al igual que los ángeles son los que hacen que la rueda de la vida no pare, ellos crean y regeneran la naturaleza que nos permite subsistir.
Por ello, cada vez que arrancamos una flor, una planta, un mineral, etc. hemos de pensar que detrás de este existe un ser especial que ha permitido que llegase a nosotros.

Nos solemos comunicar con estos seres aún sin saberlo, cada vez  que olemos el perfume de una flor, cuando andamos descalzos por el césped, cuando acariciamos una planta, incluso cuando sostenemos en nuestras manos una gema para meditar y admiramos su color su textura, su belleza, etc.
Pero también les causamos sufrimiento y los alejamos de nosotros cuando dañamos la naturaleza.

Los elementales, como también se les denomina se dividen en cuatro secciones diferentes, correspondientes a los cuatro elementos (de ahí su nombre):

Elemento tierra: Gnomos, hadas, duendes.
Elemento aire: Silfos, Ninfas, Elfos.
Elemento agua: Sirenas, Nereidas, Ondinas.
Elemento fuego: Salamandras.





Según historias de la antigüedad, había un trato mas cercano entre los devas y los hombres, al igual que lo hubo entre los ángeles y los hombres. Pero con el transcurrir de los tiempos el hombre se volvió más agresivo, mas materialista, mas egocéntrico. Ya no le importó destruir la naturaleza con tal de conseguir sus propósitos, por lo que estos se alejaron de nosotros. Solo quedando historias de estos que con el tiempo se convirtieron en cuentos para niños.

Sin embargo, una persona sensible, al caminar por el bosque, escuchar el viento o las olas del mar, es capaz de percibir la presencia de estos seres mágicos y comprender que ese mundo aún está vivo .

Es necesario volver a creer en ellos para que nuestro niño interior pueda seguir vivo en nosotros.





Un ejercicio para transformarnos en ayudantes devicos

Este es un ejercicio que podemos realizar con nuestras plantas o incluso con nuestros queridos animales cuando lo necesiten.

Tenemos que estar bien relajados. Realicemos una respiración profunda y concentrémonos en nuestro corazón. En este órgano vital tenemos alojada la Llama Triple, que se llama así porque está formada por tres rayos que parten de un punto de blanca luz brillante. El rayo de la izquierda es Azul el del centro es Amarillo y el de la derecha es Rosa. Fijemos nuestra atención en éste último y lo haremos crecer, y nos cubrirá con su luz.
Respiremos el aire rosado y sintamos que es parte de nuestro organismo. Luego lo expandiremos más allá de nosotros mismos y vamos a rodear con él una planta que esté a punto de secarse. Sería bueno invocar al arcángel Chamuel y a todos los ángeles que cooperan con el en el rayo rosa, así entre todos podremos resucitar la energía de vida de esa planta. También llamaremos a los devas.

Procederemos a bendecir la inteligencia divina de la plantita agonizante, de esa manera le daremos poder de acción a los espíritus de la naturaleza que la protegen. Le diremos que es muy querida, que la amamos, que deseamos que rebrote, que ella contribuye a la alegría de nuestro mundo. Tenemos que recordar los buenos momentos compartidos juntos y agradecerle su existencia. Y veremos que recuperará su vigor como por arte de magia, con el correr de los días se notará su mejoría.

A la hora de sembrar también podemos ayudar a los devas, haciendo un ejercicio idéntico y dialogando con cada semilla. Pero hay que realizarlo diariamente hasta observar el resultado.