miércoles, 14 de enero de 2015

Pregunta a tus Ángeles



En ocasiones nos sentimos en encrucijadas, nuestras vidas o ingresan en un caos o se estancan, un buen ejercicio es realizar preguntas a nuestros Ángeles para averiguar en que situación estamos y por donde hemos de seguir. Muchas veces con este sencillo ejercicio conocemos partes de nosotr@s que por la vida que llevamos están ocultas y enterradas en ese maremagnun de situaciones al que nos vemos sometid@s  cada día.

Lee el ejercicio varias veces y antes de hacerlo haz primero un ejercicio de cimentación, liberación y alineamiento. Omitirlos es como omitir el precalentamiento cuando vas a correr. Cuanto mas te estires, mejor correrás,.. o volaras, en este caso.

Para hacer este proceso, necesitaras tu diario angelical o un libreta y un bolígrafo.

1- Cómodamente sentado en tu lugar sagrado, siente la presencia de tu ángel y comienza a inhalar todo su amor. Saluda a tu ángel con el corazón y recibe su saludo.

2- Deja que en tu mente se forme una pregunta. Ponla en tu corazón. Cuando puedas sentir las palabras en el corazón, abre los ojos, anótala y formulala a tu ángel.

3- En silencio, ábrete a las palabras que vengan a ti de tu Ángel. Anotalas sin pensar en ellas.

4- Como en cualquier conversación, tendrás cosas que decir en respuesta a lo que tu Ángel te ha expresado. Anota esas palabras mientras las emites a tu Ángel.

5- Una vez mas, recibe la respuesta que te dé tu Ángel y anota las palabras.

6- Continúa hasta que hayas llegado al final de la conversación.

7- Da las gracias a tu Ángel.

Presta atención a tu cuerpo, a tu respiración, a lo que te rodea. Lee lo que recibiste. ¿Que te ha ensañado sobre ti mism@? ¿Que sensaciones te inspira? Si no crees que la información sea correcta o útil, si te parece que todo es invento tuyo, guárdala y vuelve a leerla más adelante, quizás después de una o dos semanas. El tiempo te dará distancia para evaluar sus méritos con una actitud menos crítica.

Cuando tu Ángel habla, puede sacudir algunas de tus creencia más antiguas y arraigadas. Cualesquiera que sean los motivos, los humanos nos aferramos mucho a esas creencias y estamos convencidos de que son acertadas.

Los momentos íntimos con nuestro Ángel son una honda fuente de armonía y deleite. Tu compañero celestial trae a tu vida consuelo y alegría, así como iluminación para enfrentar temas problemáticos.

En este momento estas disfrutando de tu primer contacto con tu Ángel.







No hay comentarios:

Publicar un comentario