jueves, 8 de mayo de 2014

La Diosa que hay en ti




Toda mujer es una Diosa, quien diga lo contrario peca de ingenuo.

Toda mujer esta dotada para crear maravillas, para obrar milagros, para inducir al amor, para soportar castigos, proteger a los indefensos, para alentar a los inocentes.

Toda mujer es un ser superior reencarnada en la naturaleza, un ser puro y mágico que debería preservar sus necesidades y anhelos.

Toda mujer debería sentirse como una Diosa y sacar de su interior ese don que todas poseemos, descubrir sus virtudes y sentirse pletórica en la vida.

En la mitología celta Dana o Anu era la Gran Diosa Madre, era la floreciente fertilidad, la Madre de todos los dioses, era la protectora del ganado, de la salud, de la prosperidad. A ella se apelaba para que concediera abundancia, sabiduría y comodidad.

Todas tenemos algo de Dana en nuestro interior.

Este es su mensaje:

"Tu sabiduría se extiende hasta los confines de épocas antiguas. Has Traido este conocimiento hasta tú reencarnación actual, mostrando el camino a otros para que se beneficien de tus experiencias. No demores la expresión de esta sabiduría. Te asistiré en plantaformas para manifestar tus enseñanzas espirituales, sea mediante el ejemplo, la escritura o el discurso. Todas las formas de enseñanzas son igualmente valiosas, sin importar a cuantas vidas alcances"

Las cartas del oráculo de las Diosas de Doreen Virtue



No hay comentarios:

Publicar un comentario