miércoles, 2 de abril de 2014

7ª CHAKRA



 Se encuentra en nuestra cabeza, la corona. Está asociado con el conocimiento, la comprensión y todo lo que tenga que ver con la mente y el espíritu: la iluminación. Nuestra unión con el Universo, la voluntad, la inspiración. Sabiduría Divina.
Este chakra está íntimamente relacionado con nuestra conciencia y todo lo que tenga que ver con nuestro SER SUPERIOR.
Su elemento es el pensamiento.
Color: blanco
Piedras:diamante, cuarzo de cristal, cristal de roca
Incienso: Sandalo
Sentido: UNO/ UNIDAD
Su sonido: el silencio.
Contacto con la naturaleza: la cima de la montaña.
Frase que nos reconecta con esta energía: “Somos / Sabemos”
Siéntate sobre un almohadón blanco o una tela de ese color. Recuerda que eres un canal abierto que desea dejar entrar las fuerzas de la fuente: Dios, el Universo o como desees llamarlo. No estás más en la oscuridad, aquí y ahora te encuentras en el brillo de tu propia luz y esta Luz Universal que cae sobre tu cuerpo en este momento es de color blanco radiante. Desde este estado de quietud y entrega pones música relajante y visualizas por sobre todas las cosas el color blanco. Con los ojos suavemente cerrados visualizas tu centro corona en lo alto de tu cabeza. Tratas de quedarte allí unos minutos e imaginas que despides una brillante columna de luz hacia la inmensidad del firmamento que va girando en dirección a las agujas del reloj. Lentamente y siempre en movimiento nos abre el camino para nuestra unión con la Divinidad. Tu luz es de un blanco luminoso y gira expandiéndose en cada vuelta abarcando todo lo que nos rodea. Cuando decides regresar lo haces con alegría. Vibras con el pulso del Universo. Giras feliz desde tu centro blanco: luminoso y radiante. Estás activando esta septima rueda de energía. Sientes tu cuerpo vibrar sintiendo el silencio que todo lo abarca.
Con este ejercicio llegas al final del camino, has activado la totalidad de los chacras mayores te sientes pleno y con tus chacras activados preparado para enfrentar la vida con paz, serenidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario