miércoles, 2 de abril de 2014

5º CHAKRA


El quinto chakra se encuentra en la garganta. 
Este es el chakra de la comunicación. 
Este chakra es el centro del sonido, mantras, la vibración y la autoexpresión. 
Creamos, transmitimos y recibimos comunicación entre uno mismo y los demás. 
Entre sus atributos encontramos: escuchar, hablar, escribir, vibrar, telepatía y todo aquello relacionado con el sonido y el lenguaje.
A medida que ascendemos con los chakras es más difícil encontrar límites entre uno y otro.
El final de uno y el principio de otro se tocan, hay puntos de encuentro.
Con cada paso que subimos es menos definida la separación y más aparente el concepto de unidad. Este chakra se encuentra en la región de la garganta y el cuello.
La vibración es una manifestación del ritmo.
Dion Fortune, describe en “La Doctrina Cósmica” a la vibración como “el impacto del ritmo de un plano sobre la sustancia de otro.”
A medida que ascendemos con nuestros chakras, cada plano de vibración es más alto y rápido.
La luz tiene una vibración mayor que la del sonido y a su vez la vibración del pensamiento es mayor que la de la luz.
El elemento de este chakra es el SONIDO.
Su color es azul brillante.
Su sonido es HAM (sonido etéreo y liviano).
Si tienes una de las piedras que lo representan, turquesa, por ejemplo, puedes sostenerla en tu mano o apoyarla en tu garganta.
Siéntate sobre un almohadón azul o una tela azul. Recuerda que eres un canal abierto que desea dejar entrar las fuerzas de la fuente: Dios, el Universo o como desees llamarlo.
No estás más en la oscuridad, aquí y ahora te encuentras en el brillo de tu propia luz y esta Luz Universal que cae sobre tu cuerpo en este momento es azul tersa, vibrante.
Desde este estado de quietud y entrega pones musica relajante y visualizas por sobre todas las cosas el color azul.
Te envuelves en capas y mas capas de luz azul vivo, en una danza que gira en dirección a las agujas del reloj.
Sales de tu cuerpo con la intención de soltar el miedo a la comunicación y aceptas tu creatividad. Eres una fuerza azul que vibra rítmicamente.
Eres silencio y claridad.
Eres comunicación y creación.
Vibras con el pulso del Universo.
Giras feliz ahora desde tu centro azul y perfecto y decides regresar a tu cuerpo cambiando la dirección de tu rotación.
Giras en dirección contraria a las agujas del reloj.
Al hacerlo entreabres tu boca relajada y desde tu garganta irradias una luz que destella la vibración exacta de la expresión.
Estás activando esta cuarta rueda de energía azul/luz azul.
Sientes tu cuerpo vibrar acompañado por el mantra HAM que puedes elegir repetir.
Este chakra está relacionado especialmente con las siguientes partes del cuerpo: garganta, cuello, brazos y manos.
Haz este ejercicio y luego puedes pasar al próximo chakra. Recuerda que la activación de uno te ayudará a activar aún mejor los otros como una reacción en cadena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario