miércoles, 2 de abril de 2014

3ª CHAKRA


Sentada/o (preferentemente) y con la columna derecha relájate y piensa en el chakra que deseas trabajar.
El tercer chakra se encuentra en el ombligo (Plexo Solar).
Es el chakra donde sentimos el cosquilleo del amor y la ansiedad o esos nervios molestos cuando no nos sentimos bien.
El elemento de este chakra es el FUEGO. Recuerda que en un viaje ascendente del primer al tercer chakra has partido de la tierra fija y base de tu vida en este planeta, continuando por el agua del cambio y la pasión. Ahora te encuentras en la fuerza del fuego, la risa, la voluntad, el calor, la luz, el poder!
Este chakra ofrece el movimiento que te lleva a la acción. ¡Levantate y haz algo! ¡Muévete!.
Este chakra es el motor que se prende para movilizarnos. El que provee la chispa de la vida que enciende nuestra voluntad a la acción.
Partimos del chakra 1, la estabilidad y pasamos al chakra 2, el movimiento.
El tercer chakra es el poder de la vida, la vitalidad y la conexión.
Respira profundamente y deja que ese aire cargado de calor y fuego llene tu abdomen.
Imagina la luz del sol como una lluvia amarilla y brillante entrando por el centro de tu cabeza (7mo chakra)
Su incienso: canela.
Su color es amarillo.
Su sonido (mantra) es RAM.
Si tienes una de las piedras que lo representan, ámbar, topacio cuarzo citrino, por ejemplo, puedes sostenerla en tu mano o apoyarla en tu ombligo.
Siéntate sobre un almohadón amarillo o una tela amarilla.
Recuerda que eres un canal abierto que desea dejar entrar las fuerzas de la fuente, Dios, el Universo o como desees llamarlo. No estás más en la oscuridad, aquí y ahora te encuentras en el brillo de tu propia luz y esta Luz Universal que cae sobre tu cuerpo: amarilla, viva y poderosa.
Desde este estado de quietud y entrega pones música relajante y visualizas por sobre todas las cosas el color amarillo.
Te envuelves en una lluvia amarilla brillante, en una danza que se mueve en dirección a las agujas del reloj.
Eres una bola de fuego que gira poderosa.
Estás limpiando esta tercer rueda de energía, te conviertes tú en la rueda amarilla.
Sales de tu cuerpo y te despojas de complejos e inseguridades.
Sientes fuerza y amor.
Giras hasta sentir que estás lista/o a volver y lo haces dando vueltas y feliz, con la sensación del poder obtenido.
Sientes tu cuerpo vibrar acompañado por el mantra RAM que puedes repetir.
Haz este ejercicio y luego pasa al próximo chakra.
Recuerda que la activación de uno te ayudará a activar aún mejor los otros como una reacción en cadena.
Este chakra está relacionado especialmente con el sistema digestivo y los músculos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario