miércoles, 7 de noviembre de 2012

La serafinita, la piedra de los serafines




Esta es una piedra muy especial para mi, ya que la utilizo para facilitar mi conexión angélica desde hace varios años.

La serafinita es una variedad de clinocloro, con una compleja estructura química de hidroxilicato de magnesio, hierro y aluminio.

El clinocloro pertenece a un grupo númeroso de minerales denominados cloritas, que se forman por alteraciones de origen hidrotermal y metamórfico de silicatos de hierro y magnesio en la corteza terrestre.

El sufijo cloro del nombre deriva de la palabra griega que significa verde, ya que ese es el color predomenante en estos minerales.

Serafinita es el descriptivo nombre con el que se denomina a un tipo especialmente bonito del clinocloro que se encuentra únicamente en Siberia, Rusia, en la zona que rodea al lago Baikal. Se llama así porque con el color verde oscuro del mineral se entrelazan unas bonitas y brillantes hebras plateadas que parecen alas, y de ahí la palabra, en alusión a los ángeles. El efecto se intensifica si se parte la piedra por una hendidura natural t se pulen las facetas verticales. Se trata de un cristal relativamente nuevo en Europa Occidental y resulta mas caro que otras piedra semipreciosas. La serafinita es blanda y se raya con facilidad, por lo que debe manejarse cuidadosamente.

En gemoterapia, la serafinita se usa para estimular la percepción del mundo angelical. En estos tiempos revueltos los Ángeles son necesarios y hay muchas tradiciones espirituales que los veneran como mensajeros de la paz y esperanza. Usar o llevar encima serafinita permite que los guías espirituales y el propio ángel de la guarda estén  cerca de uno mismo. También puede usarse para alinear el “cuerpo luminoso”- es decir, el nivel energético humano que está mas cerca del espíritu- en el cuerpo físico, permitiendo experimentar la humanidad a todos los niveles imaginables.

Esta piedra abre el chacra corona facilitando experiencias espirituales profundas.
Ha de llevarse sobre en chacra corazón.

Excelente para acceder a la autocuración.

Puesta sobre el tercer ojo, es una piedra de iluminación espiritual.

Promueve el vivir desde el corazón.

Tiene un delicado efecto limpiador sobre el chacra corazón, abriendo al amor.
Sus emplumadas alas llevan a una elevada vibración espiritual.

Excelente para realizar viajes fuera del cuerpo.

Ayuda a revisar el progreso realizado en la vida.

Ayuda a identificar los cambios necesarios para ponerte en el camino de la paz y la realización.

Opera mejor a nivel sutil.

Activa la columna vertebral y vincula con el cuerpo etérico, especialmente detrás del corazón.

Libera tensiones musculares.

Trata los escalofrios.

Favorece la perdida de peso.


La Obsidiana


La obsidiana es un cristal volcánico, compuesto de dióxido de silicio (Cuarzo) y muchas impurezas que le permiten tomar diferentes formas y colores.
Se forma cuando la lava volcánica toma contacto con el agua, a veces se hallan pequeñas piezas suaves y redondeadas, que se llaman lágrimas de apáche.
Las tribus indígenas de Norteamérica utilizaban piezas de obsidiana para fabricar puntas de flecha, lanzas y cuchillos.


Se la denomina también "piedra de la verdad" por la gran virtud que tiene de 
sacar a la luz todo lo que tenemos oculto en nuestro interior.
En efecto, AYUDA A CONTACTAR LO QUE HAY EN NUESTRO SUBCONSCIENTE, POR LO 
CUAL NO ES RECOMENDABLE MANTENERLA EN CONTACTO CON EL CUERPO POR MUCHO 
TIEMPO. 

Llamada "terciopelo negro", es una piedra muy estimada. Suele 
ser negra aunque se encuentran también en color verde oscuro, verde 
claro, rojiza, blanca y veteada en blanco y negro. 

Con ella contactamos nuestros problemas, nuestras obsesiones, 
prejuicios y preocupaciones, pero también las bondades y ternuras. Las 
verdades internas surgen como del interior del volcán que todos 
llevamos dentro meditando con ella. Es una piedra muy beneficiosa para 
aquellas personas que se encuentran en tratamiento psicológico de 
algún tipo ya que "destapará" traumas ayudándonos a conocer el 
inconsciente. 

Se dice que con ella se pueden llegar a alcanzar experiencias 
personales muy profundas porque nos ayuda a adentrarnos en las 
entrañas de nuestra mente. Es como un espejo en el que se puede 
reflejar la parte más íntima de nuestro ser y que nos ayudará a 
conocernos mejor con el fin de reconocer todo lo negativo que hay en 
nosotros para poder eliminarlo. 

Tal vez por esta gran cualidad de la obsidiana tanto en América 
Central como del Sur se han utilizado desde hace muchos años espejos 
fabricados de obsidiana para la adivinación a los que se les atribuía 
propiedades asombrosas. Según se cuenta, también en épocas muy 
anteriores a la nuestra se elaboraban bebidas misteriosas a base de 
polvo de obsidiana que tomadas antes de dormirse permitían descubrir 
el origen de todas las cosas. Los polvos de obsidiana se utilizaban 
también para cauterizar heridas, ya que igual que podían abrirlas 
podían cerrarlas. Está muy unida a las culturas precolombinas porque 
fue utilizada ampliamente en la fabricación de cuchillos de 
sacrificio, instrumentos cortantes y flechas. Las mujeres aztecas se 
introducían una piedra de obsidiana en la boca para que el parto fuera 
feliz. En meditación suele utilizarse por ser una piedra que nos 
proporciona una excelente claridad de visión espiritual y percepción 
de todo lo que llevamos dentro de nosotros ya sea bueno o malo, ya sean 
defectos o virtudes. Conocida también como "ágata de Islandia" o 
"espejo de los incas" en ocasiones no ha gozado de muy buena 
reputación pues se ha utilizado en magia negra y para confeccionar 
joyas de luto.

La forma más conocida es tal vez la "obsidiana de copos de nieve" de 
color blanco y negro. Se dice que esta variedad sintetiza los opuestos: 
el día y la noche, la luz y la sombra, el bien y el mal, lo femenino y 
lo masculino, el Yin y el Yang. En el mundo ocultista se afirma que el 
negro absorbe las energías negativas y el blanco proyecta los 
potenciales positivos. Esta variedad está asociada al signo zodiacal 
de Capricornio. Toda persona que pertenezca a este signo verá 
aumentado su lado positivo y minimizado su lado negativo si lleva 
consigo una piedra de "obsidiana de copos de nieve". 




DIMENSIÓN  ORGÁNICA

Buena contra la esterilidad y las depresiones post parto y recomendada 
en embarazadas porque previene malformaciones (esto viene en mi libro, 
pero yo no tengo referencias comprobadas, por lo que lo coloco como mera curiosidad) . 
Alivia las inflamaciones procedentes de virus y bacterias y los dolores de los huesos. 
Ayuda a que las heridas no se infecten.
Mareos,
Problemas en los tendones,
Reuma,
Trastornos del riñón y el hígado,
Trastornos en los intestinos,
Golpes, torceduras, esginces. 

DIMENSIÓN PSICOLÓGICA

-Abusos psicológicos.
-Angustia por conflictos afectivos.
-Bloqueo mental, ayuda a quienes 
tienen dificultad para pensar, crear o plasmar el pensamiento, así 
como para aquellas personas con una gran sensación de vacío mental. 
-Culpas.
-Depresión post parto.
-Indecisión.
-Miedo a perder el control.
-Nervios, stress, (relaja,calma).
-Shocks.

DIMENSIÓN ESPIRITUAL

-Autoconocimiento con carácter terapéutico.
-Brindar justicia.
-Defender contra energías negativas.
-Hace que ganemos libertad interior y amplía las percepciones 
esclareciendo la realidad.
-Guía nuestra mente por las zonas oscuras del inconsciente haciendonos ver todo aquello que hay en nuestro 
interior ya sea bueno o malo.
-Esta cualidad hace que podamos corregir lo que no nos guata y también pone de manifiesto nuestras cualidades espirituales ayudándonos a desarrollarlas 
-Produce recuerdos de vidas anteriores.


Para usarla en meditación, sería necesario contar con la ayuda de uno o varios cuarzos transparentes. Su uso en meditación es recomendable, solo cuando la persona esté preparada para asumir un fuerte cambio. Pues se hacen más visibles las partes más oscuras del ser. Mostrándolas para ayudarnos a su transmutación.

Piedra de la madurez para personas también maduras y con experiencias en conocimientos superiores. Relacionada con la vida, la supervivencia, el yo, esta gema actúa como un iman que atrae a las fuerzas físicas para dirigirlas hacia el espíritu, magnificando las capacidades inconscientes. 

Su color negro, representa lo oscuro y desconocido, es símbolo opuesto de la claridad y el conocimiento.
La fuerza transformadora de la obsidiana, resulta extremadamente poderosa para la meditación, abriendo el tercer ojo hacia el conocimiento de la verdad. Poderosa en las prácticas de la meditación da a conocer, sin ambages, lo que es bueno y lo que es malo en el individuo, por eso se le llama “la piedra de la verdad”.

Al abrir estas perspectivas, se abre la luz, el entendimiento, la real justicia de lo que nos rodea. Ayuda por lo tanto, a conocer las debilidades e ilusiones del ego personal, a reflejarlas, para luego transmutarlas.

Para trabajarla contra estados de depresión y angustia, es mejor unirla con el cuarzo rosado y el verde. Así se balancean las emociones. Muy positiva en el chakra base. 

PRECAUCIONES 

La obsidiana es una piedra a la que hay que tener mucho respeto y usar con mucho cuidado.
Se aconseja no usarla en contacto con el cuerpo por tiempo prolongado, 
ya que nos conecta con el subconsciente y puede, lejos de ayudar a 
aclarar y entender, crear estados alterados. Usar con discreción, para 
meditar y por períodos cortos (una hora lo sumo y me parece mucho).
No ponerla nunca en los dormitorios. Quita el sueño, incluso a los que duermen en el piso de arriba. (comprobado)

LIMPIEZA DE LA OBSIDIANA

Una buan manera de limpiar energéticamente esta gema es enterrándola por la noche en la tierra y así permitir que se recargue con energía protectora.

EJERCICIO DE MEDITACIÓN CON LA OBSIDIANA

TOMAR DECISIONES ACERTADAS

A menudo, la vida nos enfrenta a disyuntivas en las que hay multitud de elementos en juego y resulta difícil, aún sopesando los pros y los contras de una situación, saber con certeza qué actitud tomar para no caer en el error. El siguiente ejercicio es útil para actuar sabia y atinadamente.
En un ambiente aislado de ruidos, a oscuras o iluminados con la suave luz de una vela blanca, debemos acostarnos con los brazos estirados a cada lado del cuerpo y las palmas hacia abajo. Cuando nos encontremos cómodas, colocamos una obsidiana entre las piernas orientada hacia el chacra raíz y cuarzo transparente por encima de la coronilla apuntando hacia el chacra corona.
A continuación, nos concentraremos en respirar acompasadamente hasta que logremos una relajación total. Desde ese momento dejaremos vagar la mente en libertad y, poco a poco, se irá dilucidando el problema que teníamos, o la situación a la que tenemos que enfrentarnos se irá aclarando, como si se desplegara ante nuestros ojos.
Entonces, desde lo más profundo de nuestro ser, aparecerá la respuesta que estamos buscando.
Es posible que no se consiga el éxito completo en la primera sesión, que no debe prolongarse más de 15 minutos. Si es así, debe repetirse el ejercicio dos veces a la semana.