viernes, 14 de septiembre de 2012

OM: EL SONIDO QUE ORIGINÓ EL UNIVERSO




OM (también AUM u ONG) es la más sagrada de las sílabas en las lenguas sánscritas, simbolizando el infinito, el universo entero. Esta sílaba es también llamada la “Udgitha” o “pranava mantra” (mantra primordial), pues es considerada el sonido primordial, origen y principio de la mayoría de los mantras, palabras o sonidos sagrados y poderosos. Significa unidad con lo supremo, la combinación de lo físico con lo espiritual. Es el sonido del que emergen todos los demás sonidos, ya sean de la música o del lenguaje.

El pasado, el presente y el futuro están todos incluidos en este único sonido que coordina toda el habla y representa la totalidad del universo. OM es también la forma sonora del Atman, uno de los nombres de la esencia y el alma de cada ser humano. Meditar en OM satisface todas las necesidades y lleva a una liberación controlada, paulatina y relajante. Por medio de la repetición mental de la sílaba 
OM, la mente se va volviendo cada vez más firme y estable, sus olas se calman y nos traslada al fondo de un océano de paz. En Yoga, este poderoso mantra o sonido místico es el "bija" o semilla del sexto chakra (Ajna), la ventana a nuestra alma, y por medio de su repetición mental y la concentración en este chakra podemos lograr llegar a suspender la mente.

OM es la unión de tres sonidos: A, U y M. Y esa última letra M tiene una secuela, un eco propio, un sonido que se va desvaneciendo hasta que finalmente se termina en silencio, un silencio que se debe sentir y experimentar. Las letras A, U, M simbolizan respectivamente lenguaje, mente y aliento vital. Representan, asimismo, los tres géneros: masculino, femenino y neutro.

Según la tradición hindú y budista, el OM es el sonido del movimiento de las estrellas en el firmamento; el sonido que se manifestó cuando se produjo el despertar de la voluntad forjadora en el universo todavía desierto e inanimado, el big bang de una concepción creadora del Infinito. Era el principio sin atributos, la actividad naciente, el primer murmullo escuchado en el cosmos antes de que ese sonido primordial diera lugar a toda la creación.
Esa es la cosmología en aquella parte del mundo: cuando se inició la creación, se produjo el sonido OM. OM es el origen de la creación; es la fuente, el sostén y la fuerza. Es el aliento vital en cada ser vivo.
Cantar y recitar el mantra OM es llegar a donde terminan las palabras y sólo cabe la experiencia del sonido.




No hay comentarios:

Publicar un comentario