martes, 25 de septiembre de 2012

La azurita


Puesto que en el artículo anterior hablando de Stonehenge hemos estado nombrando a la Azurita, lógico es que expliquemos algunas cosas sobre esta.
La azurita es hidróxido de cobre carbonatado, un mineral de in intenso color azul. Su nombre proviene de azure, que significa cielo azul.
Generalmente se encuentra incrustada en cuarzo, calcita o en combinación con malaquita.
El peculiar brillo azul de la azurita está causado por reacciones químicas específicas entre el cobre, los carbonatos, el hidrógeno y el oxígeno.
 Su composición química es prácticamente la misma que la malaquita, y estos dos minerales se suelen encontrar juntos, lo que puede indicar la presencia de otros minerales ricos en sulfato de cobre en los alrededores.
Cuando se expone a la intemperie en la superficie, la azurita puede ser reemplazada por la malaquita en un proceso llamado pseudomorfismo, la sustitución de una forma por otra. La azurita recién extraída empieza pronto a oxidarse en malaquita debido a la presencia de humedad en el aire. Por ello es importante mantener las piezas de azurita en un ambiente seco con el fin de que la humedad no provoque el cambio de color.

En forma de polvo, la azurita se ha utilizado como pigmento para pintura durante siglos. Se vuelve verde al mezclarlo con aceite, o gris cuando se combina con yema de huevo; tradicionalmente, se podía obtener un azul más profundo calentando suavemente el mineral, aunque el calor excesivo podía volverlo negro. Sin embargo, debido a la tendencia de la azurita a oxidarse, cuando los pintores la utilizaban para pintar un cielo azul, con el paso del tiempo este acababa volviéndose verde. Tal es el caso del los frescos del pintor italiano Giotto, que solía utilizarlo, los cuales hoy en día muestran un tono verdoso en lugar de las tonalidades azules originales.
Es posible conseguir piezas que combinen la azurita con la malaquita. Esto ayuda a equilibrar las energías del corazón (malaquita) y la garganta (azurita), permitiendo una comunicación clara y cariñosa.

Hoy en día, como la malaquita, la azurita se utiliza como ornamento y como recubrimiento de muebles por sus hermosas tonalidades azules, aunque su fragilidad y el hecho de que se raye con facilidad han ido restringiendo su uso. Como gema, un buen tallado produce hermosos cristales con un bello azul transparente, pero esa misma fragilidad de rayarse la convierten en una joya poco duradera.
Su impresionante color azul oscuro enlaza inmediatamente con los chakaras garganta y tercer ojo, permitiendo la comunicación de la sabiduría interior y aumentándola percepción de los propios guías internos.
Aumenta la intuición y las capacidades psíquicas.
Estimula la creatividad y ayuda a despejar problemas de garganta y voz.
EN SU DIMENSIÓN ORGÁNICA
Dentro del area corporal la azurita es aplicables en casos de:
-Alergías respiratorias.
-Anorexia.
-Cálculos renales.
-Congestión de las vías respiratorias (gripes o resfríos).
-Dolor de cabeza, cefaleas o migrañas.
- Estreñimiento o constipación.
-Falta de apetito.
-Gastritis.
-Hipertensión.
-Infecciones.
-Insuficiencia cardíaca.
-Nerviosismo.
-Pacientes oncológicos.
-Paralisis faciales.
-Problemas vasculares derivados de formaciones arterioscleróticas u obstrucciones uterinas y prostáticas.
-Quistes, nódulos o cáncer.
-Reuma o Artritis.
-Ronquitis.
-Soriasis.
-Tics nerviosos.
-Tos.
-Trastornos den la Garganta.
-Vitiligio.
DIMENSIÓN PSICOLÓGICA
-Alteraciones de la memoria.
-Confusión mental.
-Depresión.
-Inseguridad.
-Mente dispersa.
-Personalidad dominante, autoritaria e inflexible.
DIMENSIÓN ESPIRITUAL
El area espiritual debe cuidarse tanto como el cuerpo y la mente, por lo que la Azurita es recomendada para:
-Absorber las energías negativas.
-Amplificar las habilidades de curación.
-Ayudar a desarrollar las capacidades artísticas y creativas.
-Ayudarnos a buscar nuestra fuente de sabiduría interior y de ese modo integrar y comprender el dolor.
-Desbloquear los chakras.
-Inspirar y tranquilizar la mente.
-Meditar.
-Purificar.
- Combinada con la Amatista, el cuarzo verde y el cuarzo rosado, se logra un al conocimiento y paliar profundamente los estados de temor, incertidumbre, opresión, amargura y depresión.

EFECTOS CURATIVOS
Colocarlo sobre la garganta, sobre la parte superior de la cabeza o sujetar una pieza en cada mano para equilibrar y aumentar la conciencia espiritual.
USOS PERSONALES
Colócalo en tu ambiente para ayudarte a inspirarte y aumentar tu creatividad.
En el frigorífico elimina las toxinas de los alimentos y ayuda a que se conserven mas tiempo.
PRECAUCIONES
Esta piedra no puede ser sumergida en agua; lo mejor para limpiarla es colocarla en una planta, ara estar en contacto con la tierra por un día completo.
Al absorber las energías negativas requiere una limpieza constante.

CURIOSIDADES
El azulete que usaban nuestras madres para lavar la ropa blanca proviene de un derivado de la azurita el Azur.

En el antiguo Egipto, sólo los faraones, los sacerdotes y las pitonisas de más alto rango podían permitirse el lujo de usarla para recubrir el interior de sus tocas, lo que les permitía elevar la conciencia hasta los dioses mayores; los funcionarios de niveles menores debían “conformarse” con el lapislázuli.
Los hindúes aseguran que ayuda a quemar el karma o el fruto de acciones negativas del ser humano.
Tradicionalmente se le ha considerado un símbolo del poder y la realeza, desde la época de los egipcios, que la empleaban en polvo, para neutralizar el efecto de venenos y curar algunas enfermedades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario