martes, 25 de septiembre de 2012

El misterio de Stonehenge


En las islas Británicas se han encontrado seiscientos círculos megalíticos de la misma época, pero ninguno de ellos posee la singularidad del de Stonehenge, ni encierra tantos enigmas.

Los grandes crómlechs británicos son centros ceremoniales, donde se han hallado túmulos funerarios y donde se sabe que se realizaban observaciones sobre la posición de los astros, algo muy importante en la vida de aquellos pueblos campesinos y pastores que vivían en estrecha relación con los ciclos naturales y para los que era de sumo interés conocer el inicio de los solsticios.

No obstante, solo el crómlech de doble círculo de Stonehenge , cuya construcción se inició unos 200 años antes de que los egipcios comenzaran a levantar la gran pirámide de Gizeh. Tardó 2.000 años en acabarse y fue remodelado en varias ocasiones. Así mismo, ningún otro cromlech británico fue construidos con bloques de piedra extraídos de canteras distantes: los de piedra arenisca se fueron a buscar a más de 30 Km, mientras que los llamados “monolitos azules” son bloques de azurita de una cantera galesa situada a 320 km. del lugar. 
¿Cómo se puede explicar que un pueblo de agricultores de rudimentaria tecnología se entregara a la descabellada empresa de transportar por tierra, por mar o por canales fluviales bloques de piedra de cuatro toneladas? ¿Qué poder tenían las vibraciones de esas piedras azules? Son algunas de las preguntas fundamentales sobre Stonehenge para las que aún no tenemos respuestas. ¿Las tendremos algún día?

No hay comentarios:

Publicar un comentario