martes, 19 de junio de 2012

La flor de loto, símbolo de crecimiento espiritual





Llevo un tiempo con una relación muy estrella con la flor de loto y tengo por costumbre profundizar para 
conocer el mensaje o el aprendizaje que me ofrecen los símbolos que conviven conmigo día a día.

El Lama Anagarika Govinda (Ernest Hoffman) desencarnado en 1985, de antepasados bolivianos, que fué filósofo e integrados de dos civilizaciones: oriente y occidente, explica el significado de la flor de loto.

El loto es el símbolo del desarrollo espiritual, de lo Sagrado y de lo Puro. Los Buddhas en meditación son representados sentados sobre flores de loto y la madurez de la meditación (dhyâna) se simboliza por la flor de loto abierta, cuyo centro y pétalos llevan grabados símbolos de figuras de diferentes Buddhas y Bodhisattvas o de sus atributos, o bien figuras complementarias, según su carácter o sus funciones. Del mismo modo, los centros de consciencia del cuerpo humano, están representados por flores de loto provistas, según sus funciones, de un número mayor o menor de pétalos y con diversos colores que se corresponden a su particular naturaleza.

El significado original del loto se extrae de la siguiente similitud: así como la flor de loto se abre paso desde el fondo de la oscuridad del estanque, sube a la superficie del agua, y se abre después de haberse elevado por encima de su nivel, sin mantener contacto ni con la tierra, ni con el agua, a pesar de haber nacido de ellas, así el espíritu, nacido de este mundo, abre sus pétalos, sus cualidades, después de haberse liberado de la corriente burbujeante de las pasiones y de la ignorancia y de haber transformado las fuerzas tenebrosas de las profundidades en la pureza clara del néctar de las flores, la consciencia iluminada (bochi-citta), la incomparable gema (maní) en la flor de loto (padma).

Del mismo modo el Santo, por su altura espiritual, está por encima del universo. Sus raíces permanecen en las sombrías profundidades del mundo, pero su cabeza se eleva hacia la plenitud de la luz. Abarca lo mismo las profundidades que las cimas, la oscuridad como la luz, lo material como lo inmaterial, la limitación de lo individual y lo universal sin limites, la forma y la no-forma, el samsarâ y el nirvana, todo ello gracias a la síntesis viva de su identidad. Por eso se dice del que está totalmente despierto: " El iluminado no es prisionero ni del ser ni del no ser, el Santo se escapa a todos los opuestos." (Nâgârjuna).

Si el empuje hacia la luz no estuviera ya latente en el germen escondido en la profunda oscuridad de la tierra el loto jamás tendería hacia la luz..

La flor de loto ha sido símbolo de civilizaciones a lo largo de la historia de la Humanidad. En la civilización egipcia tenía un gran significado ya que de ella emergían multitud de dioses como Ra, el dios del Sol, al estar ligada la flor a la aparición y al ocaso del sol, debido a que sólo está abierta por el día. De ella también emergió el dios Nefertum, considerado el dios de los perfumes, al proporcionar un perfume sumamente agradable a los egipcios.



Según la mitología griega, una hermosa diosa huyó al bosque asustada y fué a parar a un lugar llamado Loto donde se hundió, lugar llamado así por los supremos dioses destinado para los fracasados y perdedores en la vida. La joven diosa luchó durante siglos y logró salir en forma de una hermosa flor, de larbos pétalos. Por ello, para los griegos significaba el triunfo después de haber luchado incansablemente en contra del fracaso.



La alternativa cristiana del loto es el lirio blanco, relacionado a María como reina de los cielos, y que significaba tanto la fertilidad como la pureza. Tradicionalmente , el Arcángel Gabriel lleva a la Virgen María el lirio de la Anunciación.



La flor de loto en la India simboliza la divinidad, fertilidad, riqueza, conocimiento e ilustración, siendo actualmente su simbolo nacional. Esta asociada con la diosa de la abundancia, Maha Lakshmi , quien provee prosperidad, pureza y generosidad. Simbolizando pureza, belleza y todo lo que es bueno. A su vez fué venerada en el brahmanismo como "Madre de la creación" y hasta Brahma, soberano hindú de todos los dioses provenía de la flor de loto.


En el ambito budista la flor que se alza sobre el agua es uno de los más antiguos símbolos, y de los más frecuentemente representados atributos de sus personajes humanos y celestiales. El loto, que sirve como asiento o trono para Buda o los Budas, indica por ello un nacimiento divino.

En China con la dinastía Sung (s.X-XIII), surgió la costumbre de vendar los pies de las niñas entre los 4 y 9 años. Los pies pequeños, "los pies de loto dorados" (llamados así por que el balanceo al caminar era similar al del loto mecido por el aire), eran el mayor símbolo de belleza y perfección de una mujer. Los pies de loto dorado no sólo eran una imagen de belleza sino de sensualidad, considerándose que el juego de la caricia de los pies femeninos formaba parte del erotismo chino. El dolor y sufrimiento que pagaban las mujeres por la belleza las acompañaba toda la vida. Las vendas no debían ser retiradas a riesgo del crecimiento indeseado salvo para la higiene, y las bellas cumplían con el lavado ritual en las aguas del santuario donde los dioses mitigaban sus dolores.



Los chacras son descritos y así se representan tradicionalmente, como flores de loto, cuyo número de pétalos se corresponden con el número de las nadi, es decir, las corrientes de energía vital irradiadas por 
 el chacra. Estas "flores de loto" giran constantemente, por lo que dan la impresión de ser ruedas ígneas en rotación, de distinto color para cada chacra; de ahí precisamente el nombre de chacras, ruedas.


El mundo de los mudras también dedica su espacio a la flor de loto, el mudra de la flor de loto abierta  y el mudra de la flor de loto cerrada.
Estos mudras los conocí en el libro "Mudras, El Poder del Yoga en tus manos" de Gertrud Hirschi.

La técnica es sencilla: Sentados (bien en silla o con los pies cruzados al estilo loto) con la espalda recta. Juntamos las manos ante el pecho (a la altura del 5 chacra) de manera que sólo toquen por su parte inferior y por las yemas de los dedos: se trata del capullo de la flor de loto. Abrimos las manos, pero sin que los meñiques y los pulgares dejen de estar en contacto ( como se ve en la foto), extendemos y separamos los otros dedos tanto como nos sea posible. Mantenemos un tiempo las manos abiertas respirando profundamente, unas cuatro o cinco respiraciones. Seguimos los mismos pasos, volviendo a trazar con las manos la forma del capullo y la flor de loto abierta. Repetimos varias veces mientras uno se encuentre cómodo.
Este mudra corresponde al chacra corazón y simboliza la pureza y el amor. Yo mientras abro las manos también realizo una apertura mental y espiritual, así me abro a las circunstancias de la vida, a los demás y al Universo. Acepto lo que ocurre. Pienso en los seres que quiero y doy todo mi amor a los demás. Cuando cierro las manos  también aprovecho este momento para recogerme, para conectar con mi interior, aceptándome y amándome a mi misma. Así este mudra se convierte en una completa meditación donde el cuerpo y la mente están unidas en la misma actitud.



Para finalizar la flor de loto es uno de los más antiguos símbolos de nuestro planeta. Es el símbolo Universal de la Revelación Espiritual. Es una flor sagrada y ocupa un posición singular en el arte y la mitología de la antigua India y ha sido, desde tiempos inmemoriales , símbolo de buen agüero en la cultura india.
el loto simboliza la paz, pureza, belleza, majestuosidad, gracia, fertilidad, iluminación, abundancia, riqueza, sabiduría y serenidad. Así, la flor de loto es un símbolo de pureza en medio de impurezas, o de la iluminación en medio de los asuntos seculares. Eleva el buen Chi de cualquier estancia, promueve los pensamientos tranquilos y aporta serenidad para mejorar las relaciones entre los miembros de la familia. Actúa como barrera y protección. Fomenta y crea relaciones amorosas armoniosas para aquellas personas que buscan un nuevo romance o simplemente desean favorecer su vida amorosa. Colocarla en la habitación reforzará el amor en la pareja. En la sala de estar mejorará las relaciones en el hogar y evitará disputas en la familia. Fomenta la buena salud, atrae abundancia y prosperidad. Cuando se ofrece como regalo, representa un hallazgo afortunado o persona valiosa en la vida. Los sutras budistas dicen que la flor de loto tiene cuatro virtudes, pureza, fragancia, suavidad y belleza. Se la relaciona también con la prosperidad, porque se dice que con sus hojas protege a los peces debajo del agua. En el Feng Shui los peces representan prosperidad y abundancia.
Se dice que el Loto es la misma alma del Buda viviente, flotando por encima de la superficie del agua, como por encima de la densidad del espíritu. Además, esta flor vive armoniosamente entre los cuatro elementos al mismo tiempo. El color de la flor de loto es importante ya que si es rosa, estará relacionada con el amor, si es azul se asociará con la salud y si es tornasolada a la pureza y la paz.









1 comentario:

  1. Excelente blog...!!! Muy bien detallado e ilustrado, con informacion amplia y de diferentes puntos de origen!

    ResponderEliminar