martes, 20 de marzo de 2012

El ángel de la primavera AMATIEL

El ángel de la primavera AMATIEL



Cuando los días comiencen a tornarse mas largos, pide al Ángel Amatiel que acuda a tu jardín, tal vez puedas colocar allí algo especial para honrar su llegada. ¡Amatiel es el Ángel de la primavera, que se esfuerza por conseguir que la vida vegetal se abra camino a través del frío suelo y estimula el retorno se esa existencia! Cuando hables con Amatiel o a cualquier otro ángel, prescinde de todo formalismo y desarrolla la conversación como si estuvieses hablando con una amistad, porque eso es lo que este ángel representa. ¿Que dirías a un amigo que trabaja de firme para conseguir que vuelvan a tu existencia el crecimiento, el color y la salud?



Este ritual de visualización es algo mas largo que el del otoño puesto que comienza con un ejercicio de relajación.

Realiza bajo techado este ejercicio de visualizacón. Puedes grabarlo previamente o si te encuentras en grupo lo puede leer alguien en voz alta. La duración es de 15 a 20 minutos. Puedes cambiar el "tu" por el "yo". ¡ Viste o rodeate de algo dorado, anaranjado o amarillo intenso (cuanto mas brillante mejor). Puedes quemar incienso, de algún olor correspondiente a la primavera, como el jazmín. Es mejor sentado que tendido.

Antes de iniciar la visualización, imagina que de las plantas de tus pies brotan unas raicillas que te unen a la tierra de debajo. Así te mantendras afirmado a lo largo de todo el ritual de visualización. Cuando ya lo estés y te sientas comoda, respira hondo. Y luego al volver a inspirar, imagina una bella luz blanca que penetra en los dedos de tus pies y asciende hasta los tobillos. Al exhalar, haz que cualquier tensión en esa parte de tu cuerpo pase al suelo que tienes debajo. Inspirando de nuevo, la bella luz blanca continúa su ascenso hasta llegar primero a tus pantorrillas, y luego a las rodillas. Al exhalar, haz que cualquier tensión de esa parte de tu cuerpo pase al suelo que tienes debajo. Inspira ahora y la luz blanca ascendera hasta la parte alta de tu torso, nota como penetra en tus pulmones y en tú corazón, Al exhalar, lograras que cualquier tensión que se aloje allí pase al suelo suavemente.
Inspirando otra vez la bella luz blanca,sube hasta los hombros y deshace los nudos y tensiones que allí haya relaja la parte superior de tus brazos y luego la inferior hasta llegar a las puntas de tus dedos, exhala y haz que la tensión pase con fluidez hacia el suelo que tienes debajo. Inspira otra vez, la bella luz blanca subirá hasta el cuello y garganta. Elimina los obstaculos que hayan allí y descubriras que te resulta mas fácil expresarte crativamente. Tras esto la luz penetra en tu nuca y al exhalar desaparece con suavidad en el suelo cualquier tensión que hubiera allí. Tras esto la luz blanca penetra en tus orejas y llena tu barbilla y tu boca, asciende a los ojos y la frente para alcanzar despues todo el cuero cabelludo y la parte mas alta de tu cabeza. Al exhalar la tensión alli acumulada desciende hacia el suelo. Sabes que la tierra reciclará todo cuanto hayas exhalado y lo convertirá en luz blanca.

Ahora ves que desde las puntas de los dedos de tus pies hasta lo alto de tu cabeza estás rebosante de una luz blanca y curativa. Y en tanto que inspiras y exhalas ves que la curación tiene lugar en todo tú cuerpo y en particular allí donde hubiera algún bloqueo de energía. Te sientes feliz y satisfecho.

A continuación debes imaginar que te encuentras en el campo, de pie en lo alto de un cerro. Al observar alrededor tuyo, adviertes a lo lejos las cumbres de unas montañas. Que maravillosa vista. Mirando hacia abajo, distingues un valle verde. Encuentras la vista muy relajante y tranquila. Todo lo que puedes oir es el sonido de las aves y el sonido de mi voz. Te sientes por completo relajado y en paz cuando diriges tu mirada alrededor. Y cuando levantas la vista, contemplas un claro cielo azul y percibes los suaves rayos de sol que caen sobre tú cabeza. Inspira la frescura del aire del campo.

Observa tus pies ahora y ves que penetran en la tierra. No hay nada que temer, te sientes feliz por el contacto de la tierra. El suelo es blando y cálido. Sabes que estas enraizado alli seguro y sereno. Al inspirar eres capaz de sentir como penetra en ti la energía telúrica. Es como si tuvieras un tallo en lugar de un cuerpo y la energia se remontara, haciendo que te encontraras vigorizada y fuerte. La energía se introduce por tus estremidades. Comprendes ahora que eres una flor esplendida que crece alta y resistente. Tus extremidades es como si se hubieran convertido en pétalos suaves y delicados. La energía las llena de alégria y amor. Siente que esa alegría y amor extiende tus pétalos, ahora ves en que flor te has transformado. Es una sensación maravillosa el ser una flor. Ahora sientes la blanda caida de una gota de lluvia en uno de tus petalos y experimentas su contacto con inmensa alegría. Sopla una ligera brisa y te desplazas con ella, como si estuvieras bailando. Todo en torno a ti cobra vida. Mira a tú alrededor y contempla que estas rodeada de otros seres de la naturaleza.
Observa con atención . Quizas veas a unos seres resplandecientes, son los ángeles de la naturaleza. ¿Eres capaz de conversar con ellos? Preguntales que puedes hacer tú para mejorar el entorno. ¿Consigues advertir cuan amables y cariñosos son? Estate un tiempo con ellos. Muestrales despues tu gratitud por haber permanecido contigo.

Ha llegado el momento de abadonar ese maravilloso lugar, pero sabes que podras volver cuando tú quieras. Para mantenerte en contacto con la naturaleza. Inspira hondo con tus dos pulmones, al exhalar podras sentir otra vez los dedos de tus manos y de tus pies. Vuelve a inspirar profundamente y al exhalar percibiras todo tu cuerpo de la cabeza a los pies. Con una honda inspiración final sabras al exhalar que has regresado a tú cuerpo, a la habitación, es el momento de abrir los ojos. Ahora te sientes feliz, colmado y mas unido a tú mundo.

Espero que os guste, la mayoria de los rituales angelicales estan basados en la unión a la naturaleza, y cuando los dias se hacen mas largos, pedirle al ángel Amatiel que acuda a vuestro jardin o terraza, podeis colocar algo alli para honrar su visita. Amatiel es el ángel de la Primavera. Cuando hableis con Amatiel, prescindir de formalismos, hablarle como lo hariais con un amigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario