lunes, 4 de julio de 2011

¡Gracias!




"El reconocimiento, la gratitud son fuerzas que desintoxican el
organismo, neutralizan los venenos y renuevan los materiales. Así
pues, aprended a dar las gracias. Cada día, varias veces al día,
repetid: «Gracias, gracias, gracias, gracias, gracias…»

¿Por qué los humanos son tan ingratos? Ingratos hacia el
Creador, ingratos hacia toda la naturaleza, ingratos entre sí…
Sólo recuerdan de su existencia diaria lo que les falta o les ha
disgustado y entonces no ven que haya razón alguna para dar las
gracias. Y sin embargo, es al contrario, hay mucho que agradecer.

El discípulo que quiere avanzar por el camino de la evolución
debe aprender el agradecimiento, porque gracias a él un día
obtendrá la llave de la transformación de la materia. Tratad de
comprender bien esto: si sabéis dar las gracias, la naturaleza de
los elementos que entran en la composición de vuestra materia
será diferente, más sensible, más sutil, más resistente, y
sentiréis que vuestros órganos psíquicos e incluso físicos
realizan un mejor trabajo."

Omraam Mikhaël Aïvanhov

No hay comentarios:

Publicar un comentario