lunes, 14 de marzo de 2011

A LOS ÁNGELES CONSOLADORES



Lanzamos la plegaria al Universo para que la Divinidad se haga eco de nuestra petición


A LOS ÁNGELES CONSOLADORES

Es una invocación particularísima para ser dirigida mentalmente hacia los lugares de guerra o en los que hayan ocurrido estragos, torturas, actos de terrorismo, matanzas realizadas por el hombre o por las fuerzas de la naturaleza, graves incidentes con muchas víctimas.

Fue compuesta para el Ghetto de Varsovia. Todavía hoy se copia en tiras de papel que enrolladas son depositadas donde sea posible, entre las piedras, en las fisuras de los muros y en los muchos sitios de sufrimiento sobre la Tierra.

Si se acompaña con pensamientos compasivos, posee un gran poder evocador. Solicita la intervención del Deva Consolador. Es la primera vez que su publicación es autorizada, pues ya es tiempo de que difundamos esta costumbre reparadora.

"Como pétalos de rosas en un desierto de sal,
Amor, compasión, dulzura,
Pensamientos comprensivos
Desciendan a estos lugares.
Que los cielos se abran
Y ángeles misericordiosos hagan descender
Miel y ambrosía para curar las heridas:
A través del tiempo y el espacio.
De los reinos oscuros
De donde locura y terror han surgido
Locura y terror retornen
Y que la Nada los trague.
Que la Luz envuelva con su rayo
Toda vida truncada, y compense
Cada gota de sangre, y
Cada lágrima.
Que la nueva vida sea fácil
Y el karma positivo.
Devas Consoladores, lleven a quien queda
Resignación y fortaleza.
Y que el Hombre comprenda
Y la Tierra no olvide…"


1 comentario:

  1. José García Álvarez10 de abril de 2016, 2:41

    LO QUE SOY Y LO QUE QUIERO

    JUZGAR NO ES UNA PRESUNCIÓN, SINO UN VICIO DIABÓLICO.
    Yo ofrezco y todos pueden aceptar o rehusar.
    No entra en mis costumbres imponer y respeto con religiosidad la libertad de pensamiento, porque sé que está en el derecho de cada hombre.
    Yo me considero un Alma libre deseosa de comunicar con otras Almas sobre nuestro plano, que han desarrollado los valores indispensables para ser, al menos, buenas y sin prejuicios humanos. Yo deseo autorrealizarme según la metodología que Jesucristo nos ha enseñado, para poseer Su Paz, Su Amor y Su Justicia.
    Soy un contactado y los platillos volantes, para mi, no son sólo ingenios mecánicos. También son algo más que puedo comprender y hacer mío. Los juicios que formulan los otros no me interesan y no me desaniman, sino que me estimulan en la perseverancia y me hacen sentir la necesidad de ser libre, verdaderamente libre.
    Es cierto que los impíos no estarán de acuerdo ni tampoco los escépticos, los incrédulos y los especuladores, pero esto no me interesa, porque Ellos no tienen necesidad de la cantidad, sino de la calidad. Los incapaces se eliminan ellos mismos.
    Yo quiero la Paz, pero también la Justicia, porque sé que sin Justicia la Paz no podrá existir jamás.
    Yo he aprendido de Los que saben más que nosotros todo lo que Ellos han querido enseñarme para que me sienta, realmente, hombre y hermano en la Gran Verdad Cósmica. Yo estoy contra la guerra, contra la desarmonía de la naturaleza, contra el racismo. Yo estoy contra la Ciencia sin consciencia que quita bienestar y paz a la Humanidad. Yo estoy contra la Ciencia sin conciencia, sí, y contra la hipocresía religiosa y política.
    He ahí las enseñanzas que me han dado Esos a los que todo el mundo llama "marcianos".
    He ahí lo que soy y lo que quiero.
    Un saludo cordial,
    José García Álvarez
    Roquetas de Mar - España

    ResponderEliminar