jueves, 22 de abril de 2010

22 de Abril dia mundial de la Tierra


El ángel de la Tierra

Cada vez son más lo que cobran conciencia de la “hipótesis de Gaia”, formulada por primera vez en 1979 en el libro “Gaia: una nueva perspectiva de la vida en la Tierra”. En ella Lovelock resucitaba la idea sostenida desde siempre por los pueblos antiguos e indígenas del planeta: que nuestro planeta es un ser viviente, una vasta inteligencia que se regula a sí misma. Todo lo que vive en él y dentro de él es una parte de su ser. Lovelock la llamó Gaia, como los antiguos griegos a la Diosa Madre de toda la vida terrestre.
Cuando más se piensa en la Hipótesis de Gaia, más lógica y obvia es. La Tierra está viva, sí. Es la progenitora de todos nosotros. Y así como cada uno tiene su Ángel de la guarda, su Ángel acompañante, así lo tiene la Tierra.
Así como nuestro planeta tiene un millar de nombres (Tierra, Gea, Herat son sólo unos pocos), así también el Ángel de la Tierra tiene muchos nombres, todos ellos desconocidos, pero a punto de ser descubiertos.
Por encima de los principados hay muchas órdenes de Ángeles. Por ejemplo, el Ángel de la Tierra es un trono. Todos los planetas tienen guardianes de este orden, pues en cierto sentido, cada mundo es un asiento para el Creador y eso es lo que reflejan estos seres angélicos.
Si trataras de visualizar el cuerpo del Ángel de la Tierra, verías quizás un vasto cinturón de luz que cubre toda la órbita de nuestro planeta: una forma elíptica, de novecientos cincuenta y dos millones de kilómetros de longitud. La Tierra tarda un año en dar la vuelta al sol dentro del cuerpo de este ser. Cuando nos vinculamos con este Ángel experimentamos una unidad de tiempo y espacio.
En este momento, nuestra tarea primordial es la curación de la tierra. Ella sabe curarse sola, sin duda; lo que debemos hacer es sintonizar con nuestra Madre Gaia y el Ángel de la Tierra para averiguar cuál es la acción adecuada para la curación en cualquier momento dado. Cuando se ejecuta el ejercicio correspondiente, no sólo envías energía curativa al planeta, sino que haces saber a los espíritus de la naturaleza y a los Ángeles que estás lista para trabajar en armonía con todos ellos.
Hacer esto en grupo con otros es un paso importante para la curación de nuestro querido planeta. Si conoces a otros que estén dialogando con sus Ángeles, comenzarás a sentir cómo se profundiza y expande la energía colectiva del grupo.

Alexiis

No hay comentarios:

Publicar un comentario