jueves, 22 de abril de 2010

22 de Abril dia mundial de la Tierra


El ángel de la Tierra

Cada vez son más lo que cobran conciencia de la “hipótesis de Gaia”, formulada por primera vez en 1979 en el libro “Gaia: una nueva perspectiva de la vida en la Tierra”. En ella Lovelock resucitaba la idea sostenida desde siempre por los pueblos antiguos e indígenas del planeta: que nuestro planeta es un ser viviente, una vasta inteligencia que se regula a sí misma. Todo lo que vive en él y dentro de él es una parte de su ser. Lovelock la llamó Gaia, como los antiguos griegos a la Diosa Madre de toda la vida terrestre.
Cuando más se piensa en la Hipótesis de Gaia, más lógica y obvia es. La Tierra está viva, sí. Es la progenitora de todos nosotros. Y así como cada uno tiene su Ángel de la guarda, su Ángel acompañante, así lo tiene la Tierra.
Así como nuestro planeta tiene un millar de nombres (Tierra, Gea, Herat son sólo unos pocos), así también el Ángel de la Tierra tiene muchos nombres, todos ellos desconocidos, pero a punto de ser descubiertos.
Por encima de los principados hay muchas órdenes de Ángeles. Por ejemplo, el Ángel de la Tierra es un trono. Todos los planetas tienen guardianes de este orden, pues en cierto sentido, cada mundo es un asiento para el Creador y eso es lo que reflejan estos seres angélicos.
Si trataras de visualizar el cuerpo del Ángel de la Tierra, verías quizás un vasto cinturón de luz que cubre toda la órbita de nuestro planeta: una forma elíptica, de novecientos cincuenta y dos millones de kilómetros de longitud. La Tierra tarda un año en dar la vuelta al sol dentro del cuerpo de este ser. Cuando nos vinculamos con este Ángel experimentamos una unidad de tiempo y espacio.
En este momento, nuestra tarea primordial es la curación de la tierra. Ella sabe curarse sola, sin duda; lo que debemos hacer es sintonizar con nuestra Madre Gaia y el Ángel de la Tierra para averiguar cuál es la acción adecuada para la curación en cualquier momento dado. Cuando se ejecuta el ejercicio correspondiente, no sólo envías energía curativa al planeta, sino que haces saber a los espíritus de la naturaleza y a los Ángeles que estás lista para trabajar en armonía con todos ellos.
Hacer esto en grupo con otros es un paso importante para la curación de nuestro querido planeta. Si conoces a otros que estén dialogando con sus Ángeles, comenzarás a sentir cómo se profundiza y expande la energía colectiva del grupo.

Alexiis

miércoles, 7 de abril de 2010

Mensaje de los Ángeles sobre el perdón


La vida consiste en una interrelación con los demás, y a lo largo de esta ocurren cosas con las que no estamos de acuerdo, nos desengañan o nos hacen daño.
La mayoría de las veces, se nos queda una pincha o incluso una estaca metida en el corazón. La vida es muy larga y estas situaciones se nos presentan en más de una ocasión. Si las vamos acumulando en nuestro interior lo único que conseguiremos es que nuestro cuerpo se resienta y nuestra mente se bloquee, hasta producirnos la enfermedad.
Me imagino que habréis escuchado en más de una ocasión "Yo perdono pero no olvido"; Que poco sentido tiene esta frase.
Cuando se guarda resentimiento en el corazón no se deja espacio ni para el Amor ni para la Paz
de espíritu. Conozco personas que suelen decir esta frase y cuando hablas con ellas les notas que viven amargadas, por el simple hecho de "guardársela" a las personas que le han hecho daño.

Quiero que ahora recapacitéis en una cosa, nos enfurecemos, odiamos, pensamos que nos han hecho daño según nuestra manera de pensar o sentir.
Ahora pongámonos en el lugar de la otra persona; ¿Pensáis que os han hecho daño intencionadamente? ¿O han actuado conforme a su manera de pensar o sentir? ¿Ellos piensan que han actuado mal?. Cada persona es un mundo, y existen tantas maneras de pensar como personas hay. Lo que para nosotros esta mal, puede que para ellos no lo esté.

A lo largo de mi vida he sentido muchas veces esa sensación, ese sentimiento de que me han hecho daño. Pero con el tiempo una de las decisiones que tome para sanarme de mi mal, fue el perdonar, olvidar, que la memoria guarda registro y aunque pienses que has conseguido olvidar tarde o temprano aparece un desencadenante que hace surgir de nuevo el recuerdo y el dolor.

En una ocasión alguien muy cercano a mi conversando de algunas cosas me dijo bastante enfadado; "Con todo el daño que te han hecho (las personas de quien conversábamos) y hablas de ellas como si las tuvieras en un pedestal". Le contesté, que yo no tenia a nadie en un pedestal, eso lo primero y lo segundo era que hablaba así de esas personas era porque yo ya había perdonado, estaba harta de sentirme mal, y que si tenia que guardarle rencor a todos los que me habían hecho daño en mi vida (o que yo consideraba que me habían hecho daño). Tendría que estar a mal con muchas personas no solo con aquellas, y algunas muy cercanas a mi.
Por eso hoy me encuentro bien.

Hace unos días volví a pensar en el perdón, a raíz de la muerte de una persona que fue especial en una época de mi vida y por circunstancias la relación no termino bien. Esa noche recapacité sobre todo lo sucedido durante la relación y después de esta. Hacía ya tiempo que tome la decisión de perdonar.

Por la mañana tras saludar a mi ángel mi cabeza empezó a llenarse de frases, una detrás de otra y todas relacionadas con el perdón. Mi ángel se ponía en contacto conmigo para darme una lección, como dándome la razón en mi manera de pensar con respecto a este tema y yo he decidido compartirlas con vosotros:

Mensajes de los Ángeles sobre el perdón:

- No se puede vivir la vida odiando.

-No nos corresponde a nosotros decidir si han obrado bien o mal.

-El perdón es la mejor medicina para el cuerpo y para el alma.

-El odio nos pudre por dentro, nos pone una venda en los ojos y no nos deja ver más allá.

-Nos encontramos mal y no sabemos porque y es a consecuencia de no querer perdonar.

-Nos perdemos lo más bello de la vida, mientras nos aferramos a la rabia y al odio.

-Cuando perdonamos es como si nos diéramos una ducha y nos limpiáramos. Nos sentimos limpios, vivos, en paz. La sensación es tan gratificante que deseamos abrazar a todo el mundo.

-Los sentimientos erróneos son sustituidos por el Amor .

Existe un ritual angélico para perdonar a los otros.

1. Antes de que hagas cualquier otra cosa, empieza por encender una vela para que sepas consciente mente que te hallas "en la luz". Si conoces el nombre de tu ángel, pronúncialo al saludarlo y conocerás entonces que con él a tu lado eres dos veces más fuerte. Perdonar a alguien significa que tienes que cambiar y lo único que todos tememos el cambio. Deja que tu ángel te ayude a acoger gratamente esa transformación en tu corazón, manifestando la siguiente y breve plegaria:

"Te ruego, Ángel del Amor, ser de luz, que me aportes iluminación aquí y ahora.
Ayúdame a llevar la magia a mi vida para que sea capaz de compartirla con otros.
Ayúdame a llenar de amor mi corazón para que pueda compartirlo con otros.
Ayúdame a colmar de luz y amor mi corazón cuando ahora te hablo".

2. Piensa en la persona que, al parecer, es ahora la causa de un problema en tu vida. De ser posible evócala tal y como la viste la última vez. Pronuncia su nombre en voz alta y manifiesta luego:

"La Luz 
en mi seno saluda a la Luz en tu seno".

3- Piensa de nuevo en la persona a quien te gustaría ser capaz de perdonar. Pronuncia su nombre en voz alta y añade:

"Te perdono por no ser como quería que fueses, te perdono y te libero".

Al decir esto, te liberas además de la lección y de las dificultades de tu posición inflexible.

domingo, 4 de abril de 2010

Los cuatro grupos de ondas cerebrales


Los cuatro grupos de ondas cerebrales son los siguientes:

Beta.- Es la más común en nuestras horas de vigilia. La beta-consciencia, cuya medida es de 13
o más ciclos por segundo, está asociada con la atención enfocada y el pensamiento activo de una mente vuelta hacia el mundo externo. En este ritmo se manifiesta el más alto grado de excitabilidad cortical. El lector de estas páginas está ahora produciendo una buena cantidad de ondas beta.

Alfa.- Son más tranquilas. En ellas la frecuencia baja a 8 a 12 ciclos por segundo, y el estado interno se describe como de lucidez relajada, desplazándose hacia la interioridad o lo que se llama «estados internamente enfocados». Aunque alrededor del 10% de la población de los E.E.U.U. no son productores de ondas alfa, la mayoría de la gente las produce cuando cierra sus ojos y se relaja. Pero, continuar en consciencia alfa en forma estable con los ojos abiertos no es fácil. En verdad, sólo difícilmente puede ser logrado sin entrenamiento especial, y es una de las características de los adeptos al Zen.

La onda alfa puede ser de alta o baja amplitud según la producción de microvolts por el cerebro. Las ondas alfa de alta amplitud indican que el sujeto está en un estado de concentración más profundo. Este ritmo está asociado con la meditación más avanzada y con el misticismo.

Theta.- Su frecuencia es de 4 a 7 ciclos por segundo. Está asociada a la somnolencia, Es el ritmo que aparece cuando nos deslizamos hacia la inconsciencia o hacia el sueño, y, a menudo, están acompañadas por imaginería hipnagógica como la de los sueños.

Delta.- Su frecuencia es de 0 a 4 ciclos por segundo. Es el ritmo que se encuentra en el sueño profundo, sin ensueños.

Para más claridad, ver el siguiente diagrama:



1.- Estado de excitación: ondas beta.

2.- Estado de relajación: ondas alfa,

3.- Estado de somnolencia: ondas irregulares theta.

4.- Sueño moderado: ondas en forma de huso y delta.

5.- Sueño profundo: ondas delta.

jueves, 1 de abril de 2010

Liberación por el agua


Algunos pensamos mejor en la ducha. El siguiente ejercicio te permite obtener claridad y limpieza en el cuerpo físico, el mental y el emocional.

Si no puedes recurrir a una verdadera ducha, puedes hacer esta liberación como visualización. Descubrirás que es sumamente efectiva para trabajar con sensaciones de ambivalencia, indecisión, pereza, postergaciones, y falta de concentración. Pero puedes lavar también cualquier otro problema.

1) Ponte de pie, con la cabeza bajo la ducha, de modo que el agua te rodee por todas partes.
2) Señala el problema del que quieres liberarte y experiméntalo dentro de ti. Siéntelo a tu alrededor, en el campo de energía que rodea tu cuerpo.
3) Mientras el agua cae a tu alrededor, siente cómo se lleva lo que deseas liberar. Usa las manos para escurrir el problema e imagina que se va por el desagüe.
4) Recuerda agradecer al problema las lecciones que te ha enseñado y a los Ángeles del agua el haber ayudado a limpiar tu ser.
5) Disfruta del resto de la ducha

Hay quienes utilizan este ejercicio todas las mañanas cuando se duchan, con el fin de preparase para la jornada. El mismo ayuda a enfrentar con armonía el trabajo que se tiene por delante, aún si la noche anterior se estuvo de fiesta y se acostó tarde.

Los ángeles de Abril


Las energías angélicas de abril aportan vitalidad, dinamismo y ganas de vivir, ayudando a combatir la pereza y la desmotivación. Se muestran, especialmente, protectoras en trabajos y servicios que resultan arriesgados y ante situaciones de peligro o descuido.
Así mismo, ayudan a mejorar el carácter y la forma física, favoreciendo la máxima de “men sana in corpore sano”
Tiempo de mayor influencia
PRIMERA SEMANA
Ángel de la Decisión y la Prosperidad.
SEGUNDA SEMANA
Ángel del Coraje y el Conocimiento.
TERCERA SEMANA
Ángel de la Vitalidad y la Renovación
CUARTA SEMANA
Ángel de la Gratitud y de las Buenas Obras.
Otras de sus virtudes
Firmeza, independencia, audacia, impulso, energía, fortaleza, justicia,
Honestidad, disciplina, valentía, confianza, fe, renacimiento,inocencia,
Percepción, entusiasmo, juego, ilusión y compañerismo.
Acude a ellos si necesitas
Mas seguridad en tu persona para ejercer responsabilidades que afecten a otros.
Mejorar tu economía, encontrando trabajos extras que te resulten cómodos.
Acierto y visión de futuro ante las dudas y las decisiones comprometidas.
Retomar una crisis personal, recuperar las ilusiones y la motivación de vivir.
Tener nuevos horizontes y la energía necesaria para emprender proyectos ambiciosos.
Darle sentido a tu tiempo libre con ocupaciones de voluntariado que te hagan sentir bien.