viernes, 26 de febrero de 2010

Técnica para calmarse y relajarse


El aprendizaje de estas técnicas requiere de toda la atención, y para ello hay que evitar todo lo que pueda distraernos.

Para acostumbrarnos es necesario uno dos o tres semanas de practica.

Una vez que nuestro cuerpo y mente hayan aprendido a relajarse, podemos hacerlo en cualquier momento que lo deseemos.

Debemos regalarnos un tiempo diario de 20 o 25 minutos. Buscar un lugar donde no nos molesten, ni nos distraigan. Un buen momento para aplicarlas las técnicas de relajación es cuando nos acostamos, y también cuando estamos preocupados o doloridos.

Respiración

Los ejercicios de respiración profunda ayudan a relajarnos. En caso de dolor, junto con la medicación, estos ejercicios son de gran utilidad.

Lo primero es aprender a respirar, a usar plenamente los pulmones y estar consciente del ritmo de nuestra respiración. Para lograrlo estos son los pasos a seguir:

1) Respiremos lenta y profundamente.

2) Cuando sacamos el aire, observemos como se relaja nuestro cuerpo, como cede la tensión.

3) Ahora respiremos rítmicamente de una manera que nos resulte natural.

4) Para ayudarnos a concentrarnos en la respiración podemos decir en silencio. ’’Inspirar, uno, dos’’,’’exhalar, uno, dos’’. Cada vez que exhalamos o soltamos el aire podemos repetir en silencio una palabra que nos ayude a relajarnos: ‘’paz’’, ’’tranquilidad’’ o ‘’me sereno, me estoy serenando’’ o un mantra, por ejemplo.

5) Realicemos los pasos uno al cuatro una vez y repitamos los pasos tres y cuatro durante veinte minutos.

6) Finalmente, suspiremos lenta y profundamente. Digamos en silencio ‘’me siento tranquilo-a ‘’me siento relajado-a, ‘’estoy sereno/a”.

Relajación

Frente a situaciones difíciles el cuerpo reacciona poniendo los músculos tensos o apretados. Esto causa dolor o molestias.

La relajación es lo opuesto a la reacción natural que se provoca en el cuerpo cuando estamos tensos. Con ella, el corazón late mas despacio, la respiración se vuelve mas lenta, baja la presión sanguínea y se calma la tensión de los músculos.

A su vez, la relajación profunda de los músculos reduce la tensión del cuerpo y también la ansiedad mental. Aprender a distender progresivamente los músculos nos ayudara a relajarnos, y, en algunos casos, a dormir mejor.

Técnica de relajación

1. Siéntate tranquilamente en una posición cómoda, con los ojos cerrados. Si lo prefieres puede ser acostado.

2. Respira profunda y lentamente y relaja los músculos de la cara, el cuello, los , hombros, la espalda, el pecho, el estomago, las nalgas, , las piernas, los brazos y los pies.

3. Presta atención la respiración. Una vez que hayas logrado, concéntrate en la respiración, empieza a decir ‘’uno’’ (o cualquier otra palabra, frase o mantra) en voz baja o alta, cada vez que suelte el aire. Si es necesario en lugar de usar una palabra puede utilizar una imagen placentera. Lo importante es no distraerse o ponerse a pensar en otra cosa. En este momento solo existes tú y el trabajo que realizas para sentirte mejor.

4. Cada vez que aparezca un pensamiento que te distraiga, déjalo pasar, como pasan las nubes en el cielo. No te aferre. Trata de permanecer en este estado de 10 a 20 minutos.

5. Quédate en la misma posición hasta que estes listo para abrir los ojos. Hazlo lentamente, tómate todo el tiempo que necesites. Estírate, desperézate.

6. Observa como ha cambiado tu respiración y tu pulso

No te preocupes si no logras relajarte profundamente. Lo importante de este ejercicio es permanecer en calma y no dejar que tus pensamientos o preocupaciones te distraigan. Concéntrate en la técnica. Cuando tengas la rutina establecida te resultará mucho mas sencillo, placentero y efectivo.

lunes, 22 de febrero de 2010

¿Ángel o amigo?


Un ángel no nos escoge, Dios nos lo asigna.

Un amigo nos toma de la mano y nos acerca a Dios.

Un ángel tiene la obligación de cuidarnos.

Un amigo, nos cuida por amor.

Un ángel, te ayuda evitando que tengas problemas,

Un amigo te ayuda a resolverlos.

Un ángel, te ve sufrir sin poderte abrazar.

Un amigo te abraza, porque no quiere verte sufrir.

Un ángel, te ve sonreír y observa tus alegrías.

Un amigo, te hace sonreír y te hace parte de sus alegrías.

Un ángel, sabe cuando necesitas que alguien te escuche.

Un amigo te escucha, sin decirle que lo necesitas.

Un ángel, en realidad, es parte de tus sueños.

Un amigo, comparte y lucha porque tus sueños, sean una realidad.

Un ángel, siempre esta contigo ahí, no sabe extrañarnos.

Un amigo, cuando no esta contigo, no solo te extraña sino que también, piensa en ti.

Un ángel, vela tu sueño.

Un amigo, sueña contigo.

Un ángel, aplaude tus triunfos.

Un amigo, te ayuda a que triunfes.

Un ángel, se preocupa cuando estás mal.

Un amigo, se desvive porque estés bien.

Un ángel, recibe una oración tuya.

Un amigo, hace una oración por tí.

Un ángel, te ayuda a sobrevivir.

Un amigo, vive por tí.

Para un ángel, eres una misión que cumplir.

Para un amigo, eres un tesoro que defender.

Un ángel, es algo celestial.

Un amigo, es la oportunidad de conocer lo más hermoso que hay en la vida

Un ángel, quisiera ser tu amigo.

Un amigo, sin proponérselo, ¡TAMBIÉN ES TU ÁNGEL!

miércoles, 17 de febrero de 2010

Los ángeles psicologos



Los Ángeles son como los pensamientos que nos inspiran, introduciendo ideas en nuestros procesos y modelos mentales. Los Ángeles nunca interferirían en nuestros procesos sin que antes nosotros lo solicitáramos, así que, en definitiva, somos nosotros los responsables.

Si conscientemente decidimos que estos procesos mentales se lleven a cabo, los Ángeles colaborarán a que eliminemos de diferentes maneras, los pensamientos negativos y molestos.

Si quieres ser una persona más feliz es importante saber con precisión por qué hay que revisar los pensamientos negativos. A continuación citaré algunas de las formas en las que los pensamientos negativos afectan nuestro bienestar:

1)Los pensamientos negativos aplastan la vitalidad y el sistema inmunológico.

2) Los pensamientos y aseveraciones negativas influencian a los que te rodean.

3)Los pensamientos e ideas negativas crean perjuicios en el plano perceptivo haciendo que sólo tengas en cuenta los aspectos negativos de la vida. En consecuencia esperas y buscas (consciente o inconscientemente) resultados negativos que confirman tu pesimismo.

4) Los pensamientos negativos te apartan de la consecución de metas positivas. Por ejemplo, en vez de desperdiciar tiempo y energía intentando sobrellevar una posible situación negativa, deberías perseguir las oportunidades más valiosas.

Si aspiras a igualarte a tu Yo Superior, resulta muy beneficioso transformar tus pensamientos y revisar los programas de tu cerebro que no funcionan. Si te sirves de las técnicas creativas de visualización para conectar con la plenitud del universo, tienes que saber cómo y por qué funcionan estas técnicas de visualización y pensamiento positivo. Los beneficios aparecen cuando eliminas los programas de pensamientos negativos que te hacen creer que no mereces el bien supremo.

Los Ángeles creadores de programas mentales pueden tener acceso a tu mente, si así lo permites. Si entras en un estado receptivo, estos ángeles reprogramarán tu cerebro añadiendo nueva información y descartando programas negativos y caducos.

Quizás te parezca ridículo intentar que los Ángeles entren en tu cerebro para realizar cambios en Él. Muchos de vosotros, no obstante, aceptáis que otros medios dudosos como la televisión, ideas anticuadas o compuestos químicos penetren en él. Por lo tanto ¿por qué no los Ángeles? Intenta imaginar que los Ángeles tienen el mismo efecto en tu cerebro que las encefalinas. Estos métodos introducen nuevas formas de ondas cerebrales, además mejoran la estructura molecular y programan la inspiración, todo ello confiriéndote una misión de grandeza en la vida.

Te propongo que:

Vayas a tu lugar de meditación y te pongas lo más cómoda y relajada posible.

Imagina frente tuyo una gran pantalla como de cine en la cual se ve en forma totalmente ampliada tu cerebro. Vas viendo una cantidad de Ángeles que están limpiando con sumo cuidado todos los casilleros mentales que contienen patrones mentales y programaciones negativas, y que estas mismas, una vez retiradas, van siendo consumidas y transmutadas en una enorme hoguera de fuego violeta.

Una vez hecha esta limpieza a fondo, no quedando ni una sola mancha oscura que representaría un patrón negativo que se ha escapado de la vista de los Ángeles, viene toda una columna de Ángeles que llevan un estandarte en el cual se puede leer con letras doradas “Programaciones Positivas”. A medida que llegan a tu cerebro van colocando estas programaciones en cada uno de los casilleros.

Ahora estos amorosos guardianes envuelven a tu cerebro en una nube rosa de amor, y con sumo cuidado y cariño lo van colocando nuevamente en tu cabeza, y tu verás como paulatinamente la pantalla se va esfumando en la nada.

De ahora en adelante verás brotar cual preciosas flores todas las ideas y metas positivas en tu vida.

lunes, 8 de febrero de 2010

Los ángeles del mes de Febrero


Las energías angélicas de febrero otorgan paz, elevación y progreso, ayudando a quienes desean aprender y avanzar en su camino evolutivo. Promueven los acuerdos y cooperación hacia el bien común, dejando a un lado los intereses personales. Favorecen la visión objetiva de todas las cosas y ayudan a liberar el alma de la esclavitud que imponen las dependencias.

TIEMPO DE MAYOR INFLUENCIA

Primera semana

Ángel de la Bondad y la Amistad

Segunda semana

Ángel de la Creatividad y la Palabra

Tercera semana

Ángel del Perdón y la Liberación

Cuarta semana

Ángel de la Serenidad y la Tolerancia

OTRAS DE SUS VIRTUDES

Optimismo, gratitud, apertura, generosidad, libertad, alegría, sanación, perspicacia, inventiva, inspiración, intuición, conocimiento, integración, avance, solidaridad y participación.

ACUDE A ELLOS SI NECESITAS

Ver en tus seres queridos muestras de reconocimiento y gratitud por tus desvelos hacia ellos.

Escapar de la soledad y encontrar compañías afines.

Inspiración para tener ideas geniales que te ayuden en tu trabajo o negocio.

Aclarar malentendidos.

Ayuda para un examen o para escribir una carta comprometida.

Dejar de sentirte culpable por hechos pasados que ya no se pueden remediar, pero si aceptar y superar.

Confiar más en tu valía, no exigirte a ti mismo más que a nadie y soltar el lastre de tu pasado.

Abandonar situaciones de estrés que perjudican tu salud y llegar a comprender qué es lo que, verdaderamente, merece la pena.