jueves, 24 de septiembre de 2009

Nuestro dialogo con los ángeles


DIALOGO CON LOS ANGELES

Cuando nos descubrimos hablando con nosotros mismos, cuando tenemos un dialogo interno, en ese momento estamos intercambiando nuestros pensamientos con entidades de otros planos. Entre ellos con los ángeles.

Ningún pensamiento se pierde, ni es inútil ni sin sentido.

Nosotros creamos nuestra realidad a cada minuto, eso lo tenemos claro.

En la escuela angélica se dice:

“Vivir, existir y ser, es un proceso de creación del cual somos coautores. Todo proceso de creación se inicia necesariamente en la mente, en el pensamiento. No puedes crear, sentir o ejecutar algo que no hayas pensado antes o que no estés pensando”.

Existen dos realidades la subjetiva y la objetiva:

La realidad objetiva es la que se manifiesta aquí y ahora, es pensamiento cristalizado que ya no es modificable. Son los hechos tal como son. Cuando hemos realizado algo, físicamente, verbalmente. Ya no tiene vuelta atrás, se ha convertido en un acto no modificable. Es lo que nos sucede.

La realidad subjetiva en cambio es el resultado de nuestro dialogo internos, del hablar con nosotros mismos en donde mezclamos la realidad objetiva con todos nuestros miedos, anhelos, y suposiciones.

Con nuestro dialogo interno podemos ver a nuestra manera la realidad objetiva, y crear otra realidad futura de forma incontrolada.

No obtenemos lo que queremos, ni mucho menos lo que deseamos con vehemencia, obtenemos lo que esperamos obtener porque lo estamos creando con nuestro dialogo interno.

Lo que creemos es muy importante en este proceso de creación porque una vez mas os digo: CREAMOS LO QUE CREEMOS.

Esta claro que si no creemos en algo, es imposible que en nuestro dialogo interno salga a relucir.

No es suficiente la esperanza ni la fé, si no creemos firmemente en lo que deseamos. No serán suficientes para participar en la ley de la Creación ni en la ley de la Precipitación.

Es necesario estar todo el tiempo seguros de que estamos creando en todo momento, lo positivo y lo negativo.

Porque si no estaremos creando de forma inconsciente, y crearemos una realidad no deseada.

Nosotros tenemos el poder de crear nuestra realidad ideal.

CONTROLANDO NUESTRO DIALOGO INTERNO

Controlar nuestro dialogo interno consiste en anular los pensamientos que nos pueden hacer daño, como el temor, el miedo, y la desesperanza.

Cuando realizamos de forma consciente nuestro dialogo interno, dialogamos con las formas sutiles, dialogamos con los Ángeles y creamos pensamientos claros, que se transforman en realidades claras y positivas, beneficiosas para nosotros. Nuestra realidad ideal.

Hemos de tomar consciencia de nuestro dialogo infructuoso con nosotros mismos y decidnos “Esa no es mi verdad, no es mi realidad”. De esta manera estaremos en conjunción con la Divinidad o Universo, y nos dará la razón de forma positiva no en forma de sufrimiento.

LA LEY DE LA PRECIPITACIÓN

Esta ley esta innata en nosotros mismos desde el momento mismo de la creación. A través de ella podemos exteriorizar todo lo que llevamos en nuestro interior. Y como con la ley de la creación, hemos de ser responsables de nuestros pensamientos y de su uso. Debido al mal uso de esta ley en la historia hay tantos momentos de sufrimiento.

Pues con estas dos leyes nos solo podemos crear cosas físicas como, muebles, casas, aparatos electrónicos, etc. Sino también sentimientos, como el amor, el odio, el rencor.

Todo esto son pensamientos que una vez establecidos en nuestro interior se cristalizaron en el exterior, dando lugar a realidades positivas o realidades negativas.

LA LEY DE LA CREACIÓN

El Moyra nos enseño que Dios nos ama y quiere lo mejor para nosotros, por lo que nos da la oportunidad de obtenerlo.

La ley de la Creación nos dice “Lo que creemos se manifiesta” y no solo se manifiesta en nuestro ser físico, si nos creemos saludables, seremos saludables. Si nos creemos bellos seremos bellos. También en nuestro carácter se manifiesta y por supuesto en nuestro exterior, en el plano material.

Tenemos innumerables pensamientos durante el día y también durante la noche. Si pensamos repetidamente en algo, al final creeremos firmemente en esa idea. Y al final esa creencia cristalizará. Ahí también intervendrá la visualización, y las afirmaciones repetidas de manera constante.

PARA VIVIR CON ARMONIA

Los ángeles se manifiestan en nuestra vida con mensajes inequivocos mediante símbolos, imágenes, sueños, y sobre todo con casualidades sorprendentes (sicrodestino).

Invocamos a nuestro ángel, proclamamos lo que creemos que nos corresponde y damos las gracias seguros de que esto se manifestará en nuestras vidas.

Nos sentimos felices y confiados porque de manera segura y normal los ángeles forman parte de nuestras vidas, de manera mas frecuente en el mundo de los sueños.

Nuestra vida es mas llevadera y comprobamos que las casualidades no existen y que somos 100% responsables de todo lo que se manifiesta en nuestras vidas.

CONCLUSIÓN

Como podéis comprobar, el mundo de los ángeles es una unión de técnicas como la Ley de la atracción o el Ho’oponopono, física cuántica, etc. Todo se relaciona entre sí.

Los Ángeles, ponen a nuestro alcance innumerables maneras para conseguir lo que nos corresponde por derecho divino, nosotros somos los responsables de utilizarlas de la mejor manera, para conseguir la realidad deseada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario