jueves, 24 de septiembre de 2009

Nuestro dialogo con los ángeles


DIALOGO CON LOS ANGELES

Cuando nos descubrimos hablando con nosotros mismos, cuando tenemos un dialogo interno, en ese momento estamos intercambiando nuestros pensamientos con entidades de otros planos. Entre ellos con los ángeles.

Ningún pensamiento se pierde, ni es inútil ni sin sentido.

Nosotros creamos nuestra realidad a cada minuto, eso lo tenemos claro.

En la escuela angélica se dice:

“Vivir, existir y ser, es un proceso de creación del cual somos coautores. Todo proceso de creación se inicia necesariamente en la mente, en el pensamiento. No puedes crear, sentir o ejecutar algo que no hayas pensado antes o que no estés pensando”.

Existen dos realidades la subjetiva y la objetiva:

La realidad objetiva es la que se manifiesta aquí y ahora, es pensamiento cristalizado que ya no es modificable. Son los hechos tal como son. Cuando hemos realizado algo, físicamente, verbalmente. Ya no tiene vuelta atrás, se ha convertido en un acto no modificable. Es lo que nos sucede.

La realidad subjetiva en cambio es el resultado de nuestro dialogo internos, del hablar con nosotros mismos en donde mezclamos la realidad objetiva con todos nuestros miedos, anhelos, y suposiciones.

Con nuestro dialogo interno podemos ver a nuestra manera la realidad objetiva, y crear otra realidad futura de forma incontrolada.

No obtenemos lo que queremos, ni mucho menos lo que deseamos con vehemencia, obtenemos lo que esperamos obtener porque lo estamos creando con nuestro dialogo interno.

Lo que creemos es muy importante en este proceso de creación porque una vez mas os digo: CREAMOS LO QUE CREEMOS.

Esta claro que si no creemos en algo, es imposible que en nuestro dialogo interno salga a relucir.

No es suficiente la esperanza ni la fé, si no creemos firmemente en lo que deseamos. No serán suficientes para participar en la ley de la Creación ni en la ley de la Precipitación.

Es necesario estar todo el tiempo seguros de que estamos creando en todo momento, lo positivo y lo negativo.

Porque si no estaremos creando de forma inconsciente, y crearemos una realidad no deseada.

Nosotros tenemos el poder de crear nuestra realidad ideal.

CONTROLANDO NUESTRO DIALOGO INTERNO

Controlar nuestro dialogo interno consiste en anular los pensamientos que nos pueden hacer daño, como el temor, el miedo, y la desesperanza.

Cuando realizamos de forma consciente nuestro dialogo interno, dialogamos con las formas sutiles, dialogamos con los Ángeles y creamos pensamientos claros, que se transforman en realidades claras y positivas, beneficiosas para nosotros. Nuestra realidad ideal.

Hemos de tomar consciencia de nuestro dialogo infructuoso con nosotros mismos y decidnos “Esa no es mi verdad, no es mi realidad”. De esta manera estaremos en conjunción con la Divinidad o Universo, y nos dará la razón de forma positiva no en forma de sufrimiento.

LA LEY DE LA PRECIPITACIÓN

Esta ley esta innata en nosotros mismos desde el momento mismo de la creación. A través de ella podemos exteriorizar todo lo que llevamos en nuestro interior. Y como con la ley de la creación, hemos de ser responsables de nuestros pensamientos y de su uso. Debido al mal uso de esta ley en la historia hay tantos momentos de sufrimiento.

Pues con estas dos leyes nos solo podemos crear cosas físicas como, muebles, casas, aparatos electrónicos, etc. Sino también sentimientos, como el amor, el odio, el rencor.

Todo esto son pensamientos que una vez establecidos en nuestro interior se cristalizaron en el exterior, dando lugar a realidades positivas o realidades negativas.

LA LEY DE LA CREACIÓN

El Moyra nos enseño que Dios nos ama y quiere lo mejor para nosotros, por lo que nos da la oportunidad de obtenerlo.

La ley de la Creación nos dice “Lo que creemos se manifiesta” y no solo se manifiesta en nuestro ser físico, si nos creemos saludables, seremos saludables. Si nos creemos bellos seremos bellos. También en nuestro carácter se manifiesta y por supuesto en nuestro exterior, en el plano material.

Tenemos innumerables pensamientos durante el día y también durante la noche. Si pensamos repetidamente en algo, al final creeremos firmemente en esa idea. Y al final esa creencia cristalizará. Ahí también intervendrá la visualización, y las afirmaciones repetidas de manera constante.

PARA VIVIR CON ARMONIA

Los ángeles se manifiestan en nuestra vida con mensajes inequivocos mediante símbolos, imágenes, sueños, y sobre todo con casualidades sorprendentes (sicrodestino).

Invocamos a nuestro ángel, proclamamos lo que creemos que nos corresponde y damos las gracias seguros de que esto se manifestará en nuestras vidas.

Nos sentimos felices y confiados porque de manera segura y normal los ángeles forman parte de nuestras vidas, de manera mas frecuente en el mundo de los sueños.

Nuestra vida es mas llevadera y comprobamos que las casualidades no existen y que somos 100% responsables de todo lo que se manifiesta en nuestras vidas.

CONCLUSIÓN

Como podéis comprobar, el mundo de los ángeles es una unión de técnicas como la Ley de la atracción o el Ho’oponopono, física cuántica, etc. Todo se relaciona entre sí.

Los Ángeles, ponen a nuestro alcance innumerables maneras para conseguir lo que nos corresponde por derecho divino, nosotros somos los responsables de utilizarlas de la mejor manera, para conseguir la realidad deseada.

domingo, 20 de septiembre de 2009

Los ultimos avances de la fisica cuantica


Los últimos avances científicos de la física cuántica, demuestran que nuestros pensamientos y emociones son en realidad ondas energéticas; vibraciones.

Cada una de estas ondas vibran en una frecuencia concreta y atraen otras frecuencias similares.

Podemos imaginarnos como una radio que uno mismo utiliza para emitir y sintonizar con la frecuencia que desea escuchar.

Somos emisores de frecuencias. Atraemos hacia nuestras vidas, situaciones creadas por nuestras propias emociones, por nuestros comportamientos, nuestras creencias profundas... con frecuencias vibratorias semejantes a las que emitimos.

Ilustremos esto con un ejemplo: un director de empresa piensa: "estamos en plena crisis inmobiliaria. Habrá que ajustarse el cinturón"

Esta persona ya está aceptando la escasez. Su motor aquí ya es el miedo (emoción no muy eficiente para la venta). Este mismo hombre o esta mujer, está aumentando la crisis que ya existe sin su ayuda en lugar de enfocarse en la confianza en si mismo que necesita ahora más que nunca, en su propia capacidad de eficiencia. Está emitiendo una onda de una frecuencia vibracional baja profesionalmente, además de muy desagradable personalmente.

Tal comportamiento solo puede atraer más situaciones que le asusten un poco más cada día. Resultado: no venderá ningún inmueble... de modo que se sentirá realmente mal, prisionero de su propio estancamiento porque no se da cuenta de lo que el mismo está atrayendo.

De este modo si te enfocas en lo que te hace sentir bien (alegre, relajad@, entusiasmad@…) te llegarán más situaciones cosas, personas, etc. que te harán sentir del mismo modo.

Si por el contrario te enfocas en lo que te hacen sentir mal (triste, ansios@, rabios@,…) atraerás hacia tu vida situaciones que concuerdan con ese sentir.

Ten en cuenta que para la ley de la atracción no hay bien ni mal. El Universo solo refleja tu estado de ánimo y manifiesta tus deseos.

Ilustremos esto con un ejemplo: dos personas se encuentran en un atasco provocado por un accidente y llevan media hora esperando que la carretera se despeje. El primero está malhumorado, se queja del gobierno, de cómo va el país, de lo mal que conduce la gente, de lo dura e injusta que es la vida por permitir que haya accidentes… está emitiendo una señal de malestar al Universo.

Y eso será precisamente lo que le devolverá. El segundo decide descansar un poco, se pone una preciosa música relajante y decide aprovechar esos momentos de pausa que el Universo le procura. La señal que emite es de bienestar, de confianza en la vida y en sus procesos y eso es lo que el universo le devolverá.

Nuestra fuerza y nuestro poder son infinitos.

La ley de la Atracción ha sido siempre conocida, a través de los tiempos. Sin embargo fue guardada celosamente por grupos de personas que pretendían usarla para su propio beneficio.

Tenían la falsa creencia de que no había suficiente riqueza y abundancia para todos y lo querían solo para ellos. Al ocultar esta poderosa fuente de poder conseguían tener súbditos sumisos.

No importa si eres rico o pobre, alto o bajo, sano o enfermo, hombre o mujer... la ley de la atracción como espejo creador siempre funciona.

Y te puedes preguntar ¿Y cómo puede ser que para la gente que se comporta mal, que roba, que son egoístas...también funcione? La ley de la atracción es una Ley Universal. Al igual que la Ley de la gravedad, si saltas hacia arriba volverás a llegar al suelo, no importa si eres bondadoso, generoso... caerás igual que si hubieses sido de otro modo.

Cómo saber si estoy utilizando la ley de la atracción a mi favor

Ocurra lo que ocurra en tu vida, si tú eliges enfocarte en los pensamientos más positivos que te puedan ayudar, entonces, te darás cuenta de que atraes lo mejor para ti.

No hablamos de que nunca nos sintamos tristes, solos, nerviosos, perdidos… de lo que se trata es de salir de ese estado y no permanecer en él.

Fíjate en la reacción de dos personas distintas ante las mismas dificultades. Nunca es la misma. Una utiliza la dificultad para crecer al enfrentarla y superarla; la otra la aprovecha para caer en la trampa del victimismo.

Cuando te estés sintiendo mal: triste, ansios@, enfadad@, celos@, envidios@, desanimad@... encuentra un modo de cambiar esta vibración, elije otros pensamientos que te permitan sentir bien: alegre, feliz, relajad@... De este modo acelerarás el proceso de atraer a tu vida todo tipo de bien

Ejemplos de cosas que podemos hacer para subir nuestra vibración: leer un libro sobre la ley de la atracción (siempre inspira y tranquiliza), hacer alguna afirmación, llama a algún amigo, mira imágenes del viaje que quieres hacer, o de la casa que deseas comprar o del coche... escucha una música que te inspire... haz aquello que te ayuda a salir de ahí, y a reencontrar tu felicidad.

Cuando caemos y nos sentimos mal, es importante no quedarnos mucho tiempo en este sentimiento vibracional bajo. Actúa, haz algo, lo que sea que a ti te inspire. Ya sabes, el Universo es un reflejo creador y refleja exactamente aquello en lo que más te enfocas.

¿Verdad que si hubieses sabido esto antes te hubieses ocupado rápidamente de encontrar formas de no quedarte en lo que te hace sentir mal?

Busca tu propia manera y ... ¡adelante!

¡Atrévete a Ser Feliz!

Por Anne Astilleros
Atrévete a Ser Feliz

martes, 15 de septiembre de 2009

El dinero y la ley de la atracción


El dinero y la ley de la atracción


La mayoría de las veces que nos enfrentamos a un tema en la vida vemos que tiene una cara y una cruz. Y el tema del dinero no es la excepción, cuando de dinero se trata vemos que hay abundancia o total escasez. Imagínate una batería que tiene un polo negativo y otro positivo, así es este tema...

Si escuchamos u observamos el comportamiento y el lenguaje de la gente, por lo general se enfocan en el polo negativo, basan sus conversaciones y sus sentimientos en el lado opuesto de le que quieren o desean; escuchamos frases como:

-Qué caro está todo

-No me alcanza el dinero

-Estoy en crisis

-Ya no me rinde como antes

-Acaban de subir el costo de la gasolina

-Los impuestos son cada vez más altos

-El gobierno se roba nuestro dinero

-Quisiera tomar una vacaciones pero con lo que gano no me alcanza ni para ir a la esquina

El dinero y la ley de la atracción

Siempre que oímos hablar del dinero, escuchamos la parte negativa, y como La Ley de la Atracción nos dice que “Todo atrae a su igual”, logramos captar la atención en la carencia y el signo menos (-) se multiplica y cada vez tienes menos (-).

Es necesario cambiarnos al polo positivo del dinero y enfocarse en la abundancia de este. Sé que no es fácil lograrlo porque traemos con nosotros una historia de años de malos hábitos, estrés y rechazo; por esto nos hemos convertido en seres tacaños, nerviosos, estresados, preocupados, atamos al dinero y nos sentimos mal cuando debemos pagar nuestros compromisos, tememos vernos sin dinero, odiamos al dinero y a los ricos porque sentimos que nos están robando lo poco que tenemos.

Voy a darte algunos ejercicios que te ayudarán a cambiarte al lado positivo frente al concepto que tienes del dinero:

Elimina el estrés que te produce manejar dinero o el resentimiento que sientes hacia éste.

Comienza a relacionar el dinero con diversión, relajación, bondad, caridad.

Acostúmbrate a tener cerca el dinero, a manejarlo en cantidades que nunca antes lo habías hecho (al menos de manera imaginaria).

Mantén en tu casa dinero a la vista, aunque sean monedas de baja denominación y cuando te vayas a la cama deja tu dinero del día sobre la mesita de noche para que al levantarte te sientas rodeado de él.

Cambia el nombre al dinero (rosas, energía, chelines, etc), no lo llames de la manera habitual que siempre lo has hecho, por lo general nuestro cerebro ya tiene una asociación de tristeza, escasez, dolor, etc, con el nombre que siempre le hemos dado.

Deja de sentir culpabilidad al gastar, tu has trabajado y te mereces todo lo que compras o adquieres, tu viniste a este mundo a disfrutar.

Maneja libremente el dinero, sin ponerle ataduras emocionales.

Recuerda constantemente épocas donde tuviste abundancia de dinero (y si nunca las has tenido, comienza a crearlas imaginariamente).

De esta manera cambiaremos nuestra manera de ver el dinero y crearemos riqueza a nuestro alrededor.

sábado, 12 de septiembre de 2009

Meditación para curar tu corazón


Este es un ejercicio que está indicado para sanar a nuestro niño interior, tantas veces abandonado. Puedes grabarlo con tu propia voz y reproducirlo para convertirlo en una meditacón guiada.

Busca un lugar tranquilo en donde nadie te moleste.

Asegúrate de estar cómodo y, según costumbre, enciende una vela como decisión consciente de hallarte en la Luz.

Penetra luego dentro de ti mismo. Pide a tu Ángel que te ayude en este momento importante de tu vida. Lleva ahora las manos a tu corazón y siente una vez más, y por última vez, el presente dolor que sufres por culpa de los acontecimientos o personas que te agraviaron en el pasado o en el presente. Inspira ese dolor y traslada a tu mente toda la tristeza y la sensación de pérdida retenidas en tu corazón. Exhala ahora de una vez para siempre ese dolor. Repite este ejercicio tan a menudo como desees hasta que verdaderamente sientas que has expulsado de tu corazón toda la energía negativa.

El paso siguiente consiste en solicitar de tu ángel que te ayude a encontrar perdón en tú corazón.

Trata de imaginar a tu ángel sentado frente a ti, con los brazos extendidos, tan solo aguardándote a que te precipites hacia él, concluyas la pugna y aceptes el amor.

Ese ritual es capaz de suscitar emociones intensas y resulta importante comprender que las lágrimas constituyen un remedio natural para los pesares del corazón. Empujan a la hormona serotonina hacia el torrente sanguíneo y por eso contribuyen a la relajación y a la liberación de la tensión y de la ansiedad.

Imagina que tu ángel te envía un rayo rosado de energía directamente desde su corazón al tuyo. Esta energía es la que precisas para mostrar amor hacía tu persona y a otros.

Colmará ahora esos espacios yermos y vacíos de tu corazón, de los que durante alguna época ha estado ausente el amor.

Te ayudará a liberar a través del los sentimientos de pérdida y vacuidad que retuviste durante tanto tiempo. Esa energía iluminará tu corazón y lo mantendrá rebosante de una cantidad creciente de amor, que también asegurará la buena salud de ese órgano vital.

Un abrazo

Listhar