miércoles, 12 de agosto de 2009

Miguel, el Sol




Bellísimo, resplandeciente de luz, rodeado de victoria, es el “Arcángel Solar” por excelencia. Viste la coraza y blande la espada con la que ha derrotado al eterno enemigo. Satán, representado por una serpiente o un dragón.

En la tradición Miguel, el guerrero, el protector de las insidias que provienen de las fuerzas oscuras, es la roca fuerte de la luz, el baluarte en la confrontación de las tinieblas. Su espada llameante, además de traspasar al dragón, parte la oscuridad, derrota a las tinieblas y devuelve a sus protegidos el consuelo de la luz.

En el plano humano el arcángel Miguel ayuda a conseguir el éxito, la afirmación, facilita la lucha para superar los obstáculos. La tradición lo asimila a todo lo que concierne a la Potencia en todos sus aspectos positivos.

Es invocado con centenares de formulas para la protección contra los sortilegios y las magias negras.
Como ángel Solar, domina la constelación del León, pero siendo también Señor del elemento fuego, extiende su protección a la tríada zodiacal del fuego: Aries, Leo y Sagitario.

Es el jefe de los ejercitos Celestiales, vencedor de la bestia y de todas las batallas.

El Arcángel Miguel es el protector de la humanidad. Se le invoca para obtener fuerza, determinación y protección. El nombre de Miguel significa “quien es como Dios”. Su color principal es el amarillo; su primer dominio es el fuego del chakra del plexo solar, pero como lleva la espada de la llama azul, suele estar asociado con el chakra de la garganta, el color azul y el eter.

El rayo azul representa el poder, la voluntad de Dios, también la fe, la protección y la verdad.
El incienso y la mirra son sus aceites esenciales, se usan para contactarlo, el incienso es para purificar, proteger, dar coraje, consagrar y meditar, ayuda a superar miedos y sentimientos negativos. El aceite esencial de mirra esta considerado uno de los aceites mas sagrados, es usado para purificar, pues disipa las energías dañinas y negativas, también para proteger y dejar atrás las penas. El metal de Miguel es el oro y sus animales todos los felinos. Su día es el lunes y su árbol el laurel.

Sus gemas son todas las azules como el lapislazuli, llévala contigo, en joyas o en el bolsillo para sentir al arcángel.

RITUAL
Para invocarlo se puede realizar el ritual siguiente, es muy sencillo y se puede usar con cualquier arcángel, solo has de utilizar la vela del color del rayo regente de tu arcángel elegido. Puesto que queremos solicitar protección a Miguel utilizaremos una vela de color azul.


1.- Escríbele una carta al arcángel elegido solicitándole ayuda en la cuestión que necesitas solucionar, puede ser encontrar trabajo, o trabajar en algo que te llene más, también puedes pedir salud o encontrar una pareja o protección.
La carta puedes escribirla así, Querido Arcángel ……:, a través de esta carta deseo ponerme en contacto contigo para solicitarte que me ayudes a……., todo esto te lo pido de acuerdo con el orden divino y para la perfecta armonía y bienestar de todo el mundo, también les pido que si alguna de las cosas que estoy pidiendo no esta de acuerdo con mi bien más elevado me lo hagan saber por medio de señales que yo pueda percibir y que me den lo que en su mejor caso me corresponde. Les agradezco infinitamente su amor. Y finalmente firmas la carta con tu nombre.

Cuando tengas tu carta lista enciendes la vela y lees la carta en voz alta para después colocarla bajo la vela. Es importante que dejes que se consuma toda la vela.
La carta la tienes que leer todos los días en voz alta, al cumplirse la semana repites el ritual de la vela y de la lectura de la carta. Con la última vela termina el ritual, asi que cuando se este apagando la llama debes quemar la carta y después regar las cenizas en las plantas o en algún jardín.

Espero que las personas que necesiten protegerse, pedir fuerza, justicia, coraje, etc. se pongan bajo la protección del arcángel Miguel. Lo principal cuando se trabaja con los ángeles se saber que ellos jamás nos fallan, somos nosotros los que les fallamos a ellos. Pero ellos siempre, siempre están ahí, esperándonos.

Que vuestros ángeles os guien.

1 comentario:

  1. Holas!
    yo vivo pidiendole ayuda a Miguel siempre. Le voy a hacer una cartita pronto.
    Besos,
    Desi

    ResponderEliminar