lunes, 29 de junio de 2009

La Turquesa, la piedra amiga.


Esta es una piedra que tampoco debe faltar nunca en nuestra colección.

Es un gema semipreciosa, con una historia muy amplia. Que a mi siempre me ha llamado la atención.

Aunque en la actualidad se la denomina turquesa (quizas porque fueron los turcos los que la introdujeron en Occidente), antiguamente se la conocía bajo el nombre de Killalith (piedra hermosa, en parsi) o fayruz (gema de la suerte, en árabe). Según la tradición hebrea, la primera mina de turquesas fue puesta en explotación por Isaac, hijo de Abraham, en el monte Sinaí y sus piedras eran muy codiciadas, tanto por los antiguos hebreos como por los egipcios.

Tambien fue la gema preferida por los mayas y los aztecas, quienes adornaban con ellas las efigies de sus dioses, especialmente la de Huitzilopochitli, el dios de la guerrra, que llevaba un peto con adornos de coral y turquesa. Por su parte, Quetzacoalt, la divinidad benéfica, llevaba en su mano una serpientede turquesa, con la que espantaba a Metzli, la luna, para que dejara paso a Tonatiuh, el sol.

En la antigua Roma era la piedra por excelencia para las mujeres, que tambien la utilizaban molida como adorno para el cabello. En Grecia, por el contrario, era usada por los varones, especialmente los de mayor edad, ya que se le atribuian poderes preventivos contra los asesinos y los envenenadores.

En la Edad Media se la consideraba el símbolo del valor y de la grandeza de ánimo y como tal se convirtió en el talismán de la Sagrada Orden de los Caballeros de Oriente.

PROPIEDADES CURATIVAS Y ESPIRITUALES

La turquesa actúa sobre la comunicación y la facilidad de palabra.
Aumenta la capacidad creadora del pensamiento.
Es conocida como piedra de la alegria y el bienestar.
Reconocido amuleto para viajeros.
Indicada para prevenir el mal de ojo, los hechizos y la magia.
Absorbe la energia negativa.
Flexibiliza las actitudes y los patrones de pensamientos demasiado dogmáticos o fanáticos.
Ayuda a ver el aspecto lúdico de la existencia y a contemplar la vida con mas sentido del humor.
Purifica la sangre, por lo que esta indicada para el tratamiento de los trastornos circulatorios.
Expulsa del cuerpo las toxinas nocivas.
Es recomendable para los que sufren de dolores de cabeza, migrañas, cefáleas, así como dolores musculares.
Estimula la pituitaria de un modo beneficioso.
Aumenta la capacidad de memoria.
Mejora la absorción de los elementos nutritivos. Es util para combatir la anorexia.
Se utiliza para combatir problemas oculares, de los conductos nasales y las membranas mucosas.
Abre los chakras de la garganta, del corazón, del entrecejo y del plexo solar.

Como podeis ver es una de las gemas mas completas. Yo he trabajado con ella desde hace años. Tiene una particularidad tambien muy especial, y es que puede cambiar de color previniendote un posible cambio en tu sistema, ya sea etereo o fisico (salud).
Yo pude comprobarlo cuando estuve embarazada de una de mis hijas , poseía un colgante que me encantaba con una turquesa engarzada en plata, la llevaba siempre puesta, sobre mi plexo solar, y conforme transcurrio el embarazo y se fué complicando, ella tambien cambio de color hasta que su color desapareció. Y por desgracia tuve que dejarla ir, cosa que me dolió mucho.

Actualmente llevo un anillo de plata con una turquesa, es una de las gemas a las que yo llamo piedras amigas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario