jueves, 30 de abril de 2009

La relajación progresiva de Jacobson - 1 parte


Este método de relajación es uno de los primeros que aprendí, lo que voy a poner aquí es un pequeño curso que realicé. Durante mi primer embarazo tuve que dejar de tomarme la medicación para la ansiedad que me venia tomando y el psicólogo me recomendó este curso. Mas tarde aprendí otros, que también colocaré en el blog.

Este es un procedimiento, o un método de relajación, ideado por Jacobson el cual ha sido investigado y experimentado largamente desde hace muchos años y que se ha convertido en una técnica clásica de la que han derivado muchas otras.

Con este método se persigue conseguir una relajación local de cualquier grupo de músculos del cuerpo en dos tiempos:

-UNO (TENSAR)

Provocando intencionadamente la tensión, activando y contrayendo los  músculos. Tomando conciencia de la tensión, viviéndola.

-DOS (RELAJAR)

Soltando la tensión provocada, creando una distensión de los músculos, dejando que desaparezca la tensión hasta el máximo posible y con ello produciendo la relajación.

 El autor recomienda que la relajación sea un proceso progresivo de desactivación de todos los  músculos del cuerpo, llegando la persona que lo practica a un estado de relajación que somete a todo el sistema nervioso central y autónomo-vegetativo, al efecto del relax.

A partir de la obtención de este estado se pueden vivir situaciones placenteras de tinte emocional, psicótico, de actividad y control mental muy especiales.

El aprendizaje de esta técnica, es largo, puesto que hemos de recorres todos los músculos del cuerpo comenzando por la cabeza y terminando por los pies.

La mejor posición para realizar estos ejercicios es la horizontal, tumbada, pero las explicaciones aqui dadas son para una posición sentada. Aunque la persona debe decidir en cual posición se setirá mas comoda.

El método o procedimiento consiste en relajar muscularmente el cuerpo, en cuatro secuencias (o ejercicios). Las cuales iré colocando progresivamente.  En cada ejercicio aprenderemos a relajar grupos de músculos diferentes.

Recuerda: La dirección de relajación va de la cabeza a los pies.

La relajación muscular completa se produce cuando realizamos de una sola vez los ejercicios. La división en secuencias es puramente pedagógica.

Si por alguna razón se tiene alguna parte del cuerpo más tensa de lo normal, se puede, primero, tomar conciencia de esa tensión y relajar la zona afectada, localizando con rapidez el grupo o músculo implicado.

1º Ejercicio.

Duración: Sobre 2 minutos.

Objetivo: Tomar conciencia de la tensión muscular en el bíceps.

TENSAR: Sitúese cómodamente, cierre los ojos, respire con sosiego, afloje los músculos todo lo que pueda, y seguidamente flexione el brazo izquierdo, tomando conciencia de la contracción del bíceps, apriételo fuertemente y viva la sensación de tensión en ese músculo, con claridad, durante un rato.

Se ha de tomar conciencia, aprender con exactitud, como se produce y lo que es un alto nivel de tensión muscular, y segundo, vivir la desaparición de esa tensión al dejar caer el antebrazo, para irlo relajando lentamente, lo máximo que se pueda.

RELAJAR: Tras esto se debe dejar de flexionar el brazo, irlo bajando lentamente, es importantísimo que se experimente aquí el modo en que la tensión muscular de contracción desciende.

Llegará un momento en que los músculos flexores del brazo poseen solamente la tensión del reposo fisiológico, a lo que se llama, el tono.

Pues, todavía se ha de intentar bajar más aún esa tensión del reposo que afecta a esos músculos del antebrazo.

Se debe prestar mucha atención al descenso de la tensión, y procurar cada vez bajarla más, viviendo el placer que produce esta acción.

Se repetirá el ejercicio unas cuantas veces, ejecutándolo cada vez mejor, bajando mas la tensión que afecta a ese grupo de músculos.

Resulta interesante este primer ejercicio, porque si la vivencia que experimentamos aquí, logramos generalizarla a todos los músculos del cuerpo y logramos hacer esto en la vida diaria, cuando la sobretensión nos acucie, habremos cumplido un gran objetivo de la relajación: ¡frenar la tensión producida por las mas diversas causas!. Si la tensión es local, podremos, conscientemente, localizar el lugar exacto de la sobretensión y bajar su nivel.

RECUERDE:

En todos los ejercicios se trata de tensar y relajar grupos de músculos e ir aprendiendo que existe una diferencia entre tensión y relajación, esto nos ayudará en la vida diaria para eliminar las tensiones de origen fisiológicos.

Próximamente colocare los siguientes ejercicios, os recomiendo vayáis practicando el primer ejercicio, para que el siguiente lo enlacéis fácilmente. Veréis como cada ejercicio os resultará más fácil de conseguir la relajación si el anterior lo habéis practicado antes.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario